Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

López pide reafirmar "la unidad del país" y lamenta que los nacionalistas desempolven "sus obsesiones particulares"

No permitirá que se vuelva a dividir Euskadi "en dos mitades" y dice que 40 años de violencia no se resuelven "en diez días de urgencias"
El lehendakari y secretario general del PSE-EE, Patxi López, ha abogado por "no volver atrás, a los tiempos de la división", y ha reafirmado que Euskadi vive un "gran momento" para reafirmar "la unidad del país", y no para "encastillarse en proyectos particulares". Asimismo, ha lamentado que, tras el anuncio de ETA, los nacionalistas estén desempolvando "sus obsesiones particulares" como el "derecho a decidir, Navarra o la autodeterminación".
López, que ha abierto este domingo en Bilbao el Comité Nacional Extraordinario del PSE-EE, ha estado acompañado del ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, los secretarios generales de los tres territorios y varios consejeros del Ejecutivo de Lakua como Rodolfo Ares, Gemma Zabaleta o Idoia Mendia. En la cita ha manifestado que "el único conflicto verdaderamente nuestro ha sido ETA" y ha remarcado que "Euskadi ha seguido avanzando a pesar de ETA".
Asimismo, el secretario general del PSE-EE ha incidido en que no permitirá que por las pretensiones particulares de los nacionalistas se vuelva a dividir Euskadi en dos mitades irreconciliables", ya que "Euskadi somos todos".
Tras señalar que para los socialistas poner fin a ETA no ha sido sólo "un objetivo político", sino "algo personal" ha recordado que su formación ha vivido "momentos duros" y se ha felicitado porque "al final, hemos ganado, y la democracia ha vencido al terrorismo".
"ETA no ha parado, a ETA la hemos hecho parar. Le hemos hecho parar los socialistas y las miles de personas que han dicho no en Euskadi", ha incidido, para añadir que dos años y medio después de alcanzar la Lehendakaritza "podemos decir alto, con orgullo, que lo hemos conseguido".
Respecto al nuevo tiempo que se abre, López ha remarcado que "ETA se va, pero queda la ciudadanía vasca con su pluralidad y diversidad", y por ello ha lamentado que, tras el anuncio de la banda terrorista, los nacionalistas estén desempolvando "sus obsesiones particulares".
"Éste es un gran momento para reafirmar la unidad del país, y no para encastillarse en proyectos particulares. Es el momento de ponernos de acuerdo para sacar el país adelante, y de resolver los problemas de la gente. No para volver atrás a los tiempos de la división", ha manifestado.
El lehendakari ha lamentado que "todos los nacionalistas" estén "desempolvando sus obsesiones particulares", apelando "a lo que ellos llaman el conflicto vasco, para poner encima de la mesa toda su batería de propuestas: derecho a decidir, superación del marco político, soberanía, Navarra, autodeterminación".
"El PNV incluso le ha llegado a poner fecha límite, 2015, como una especie de Plan Ibarretxe dos", ha lamentado, para añadir que "el único conflicto que ha vivido Euskadi ha sido ETA", por lo que ahora "no tenemos conflicto".
"DIVIDIR EUSKADI"
En este sentido, López ha afirmado no estar dispuesto a que resolver lo que los nacionalistas llaman "conflicto" signifique que "los demás les demos la razón" y ha remarcado que no permitirá que se vuelva a dividir Euskadi en "dos mitades irreconciliables".
"Que no, que Euskadi somos todos. Que nosotros queremos vivir juntos, que no queremos romper Euskadi por la mitad", ha manifestado. Además, ha abogado por ganar la convivencia democrática en el seno de la sociedad vasca con "políticas para la unidad, para la suma y el consenso".
"Estaría bueno que ahora que hemos acabado con ETA, que no ha conseguido nunca fracturar a la sociedad vasca, lo hagamos nosotros. Desde luego, los socialistas vamos a poner todo de nuestra parte, para evitarlo", ha avisado.
Respecto a aquellos que le piden valentía, López ha aclarado que "valientes" había que ser para "no callarse cuando amenazaban nuestra palabra, para defender la democracia".
"Ahora lo que hace falta es ser prudentes e inteligentes. Es tiempo de prudencia y de inteligencia para no cometer errores de la mano de una precipitación mal entendida. 40 años de violencia no se van a resolver en 10 días de urgencias. No se pueden cerrar, en unas semanas las heridas que han abierto tantos años de terrorismo", ha añadido.
Tras descartar que la agenda vaya a ser marcada por quienes deben "40 años de libertad secuestrada", el dirigente socialista ha destacado que, a partir de ahora, debe ser "la convivencia y la concordia" el objetivo a conseguir, así como hacer realidad "el reconocimiento de las víctimas del terrorismo".
"No podemos permitir que se trastoque la historia. Es fundamental instalar la verdad de lo ocurrido para construir una sociedad edificada sobre valores éticos", ha añadido, al tiempo que ha expresado que para ello es fundamental socializar los valores del respeto a la pluralidad y diversidad.
CRISIS
Por lo que respecta a la coyuntura económica, ha mostrado su convencimiento de que el fin de la violencia terrorista va a liberar "fuerzas y energías" para hacer frente a la "crisis, a crear empleo y a fortalecer la economía de Euskadi" y ha pedido "salir por ahí fuera a decir que Euskadi es hoy una tierra de oportunidad en la que se puede invertir con garantías de éxito, hacer negocios y crear empleo".
En este sentido, ha destacado que "ya no hay excusas" y por ello lo que toca ahora es arreglar la convivencia y ponernos todos a trabajar para "crear empleo y fortalecer la economía vasca".
Por lo que se refiere a la inminente campaña electoral, López ha expresado que "no es una campaña más" porque "no estamos en una situación corriente", sino en "un tiempo difícil".
"Podemos salir de la crisis dilapidando todo el esfuerzo acumulado durante años en la creación de nuestros servicios públicos o no. Se puede salir después de haber desmotando el estado del bienestar o no", ha manifestado, para añadir que, en Euskadi, hay además otras razones como asegurar "la libertad recién recobrada" y para ello "no es lo mismo Rubalcaba que Rajoy".