Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lugo recibe a Morales para conmemorar el fin de la Guerra del Chaco

Lugo recibirá a Morales en Mariscal Estigarribia, una villa militar situada 550 kilómetros al noroeste de Asunción, para un acto que se realizará pocos días después de zanjar un incidente por el ingreso ilegal de policías bolivianos a territorio paraguayo. EFE/Archivotelecinco.es
Los presidentes de Paraguay, Fernando Lugo, y de Bolivia, Evo Morales, se reunirán mañana en una localidad de la inhóspita región del Chaco paraguayo para recordar el 74 aniversario del armisticio de la guerra que libraron ambos países entre 1932 y 1935.
Lugo recibirá a Morales en Mariscal Estigarribia, una villa militar situada 550 kilómetros al noroeste de Asunción, para un acto que se realizará pocos días después de zanjar un incidente por el ingreso ilegal de policías bolivianos a territorio paraguayo.
Bolivia ofreció disculpas a Paraguay el pasado martes tras admitir el ingreso el 17 de mayo pasado de un grupo de policías armados a la región chaqueña para perseguir a dos paraguayos buscados por el delito de robo en el vecino país.
Tras la denuncia realizada en Paraguay, Morales se comunicó por teléfono con Lugo para aclarar inicialmente que ni policías ni militares participaron en ese incidente, pero luego La Paz reconoció que las autoridades de Villamontes "faltaron a la verdad" en su informe.
El Gobierno de Asunción recibió con satisfacción las disculpas de La Paz y el canciller paraguayo, Héctor Lacognata, destacó que el encuentro entre Morales y Lugo se realizará en "una perspectiva más optimista y más esperanzadora".
Fuentes oficiales informaron que Lugo recibirá a media mañana a Morales en el aeropuerto de Mariscal Estigarribia y luego se trasladarán a la plaza de la villa militar para la ceremonia de homenaje a los caídos en la Guerra del Chaco, que causó alrededor de 100.000 bajas, buena parte de ellas de sed.
El acto prevé la condecoración con la medalla "Cruz del Defensor" de cinco excombatientes paraguayos, un vicesargento primero y cuatro soldados, un discurso de Morales, un desfile cívico, así como un almuerzo de ambos gobernantes en el casino de oficiales de la villa.
El control del Chaco era estratégico para los dos únicos países de Suramérica sin litoral marítimo y el conflicto fue alentado por empresas petroleras ante la creencia de que en esa región existían enormes reservas de hidrocarburos, según los historiadores.
El 21 de mayo pasado, Lugo y Morales recibieron en Buenos Aires, de parte de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, la Memoria Final de la demarcación del límite internacional entre Bolivia y Paraguay.
Ese documento fue elaborado por una comisión mixta que delimitó la frontera en cumplimiento del Tratado de Paz, Amistad y Límites y del Laudo Arbitral firmado en la capital argentina.
La frontera paraguayo-boliviana se extiende a lo largo de más 700 kilómetros, en la árida región del Chaco americano.
Argentina presidió la comisión como resultado de la decisión de los demás países que han actuado como garantes del tratado: Brasil, Chile, Estados Unidos, Perú y Uruguay.