Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Luis Conde pide confianza Barcelona-Madrid y admite que "tanta negativa" de Rajoy no ayuda

Detecta "enfado" del empresariado catalán ante el cambio de método de las balanzas fiscales
El fundador de la empresa cazatalentos Seeliger y Conde, Luis Conde, ha pedido este lunes recuperar la confianza entre Madrid y Barcelona, y ha admitido que "tanta negativa" por parte del Gobierno central no ayuda mucho a superar la situación actual.
En una entrevista de Catalunya Ràdio recogida por Europa Press, ha explicado que el almuerzo que organizó este sábado su masía de Fonteta (Girona) --al que asistió, entre muchos otros, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y los ministros Ana Pastor y José Manuel Soria-- perseguía fomentar el diálogo de empresarios catalanes y del resto de España con ministros y consellers.
MAS NO HARA ILEGAL
Sobre el proceso soberanista, ha confiado en que haya un acercamiento, se ha mostrado convencido de que Mas no hará nada que no sea legal porque "tiene cabeza", y ha admitido que tanta negativa del Estado tampoco ayuda demasiado a esta situación.
Ha reconocido que su labor de anfitrión le impidió estar al quite de todas las conversaciones que se producían en el encuentro y que no vio si el presidente catalán y los ministros hablaban, pero ha asegurado que Mas "está siempre abierto" al diálogo.
Sí percibió que entre los empresarios catalanes había enfado por el cambio de modelo de cálculo de las balanzas fiscales anunciado el viernes por el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro: "Se ve que sentaron mal sus declaraciones".
MAS, "REY DE LA FIESTA"
Además de Mas, Pastor y Soria, asistieron al almuerzo los consellers del Govern Josep Maria Pelegrí, Ferran Mascarell y Felip Puig; la delegada del Gobierno en Catalunya, Llanos de Luna, el alcalde de Barcelona, Xavier Trias; el secretario general de Presidencia de la Generalitat, Jordi Vilajoana, y el expresidente Jordi Pujol.
Conde ha reconocido que no invitó al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, --ese mismo sábado estuvo en Barcelona-- porque "el rey de la fiesta en Cataluña es el presidente Mas", pero ha señalado que hubiera sido distinto si el encuentro se hubiera celebrado en Madrid.
FELIP PUIG
En una entrevista de Rac1 recogida por Europa Press, el conseller Felip Puig ha asegurado que no se habló sobre el proceso soberanista durante el almuerzo, aunque ha reconocido que "flotaba en al ambiente".
Como ejemplo, ha explicado que él estuvo hablando con el ministro Soria "de las estrellas que se podían ver desde las Islas Canarias" y del precio de la energía, pero no de nada relacionado con la consulta.