Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lula y Colom acuerdan la millonaria venta de seis aviones por 99 millones de dólares

Lula, que finalizó hoy una visita oficial de 24 horas a Guatemala, conoció también de cerca los programas de combate de la pobreza que el Gobierno de Colom impulsa, inspirados en las políticas brasileñas. EFEtelecinco.es
El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, concluyó hoy una visita a Guatemala, en la que acordó con su homólogo Álvaro Colom, la venta de seis aviones y equipo de aeronavegación por 99 millones de dólares, para contrarrestar el crimen organizado y el narcotráfico en el país centroamericano.
Lula, que finalizó hoy una visita oficial de 24 horas a Guatemala, conoció también de cerca los programas de combate de la pobreza que el Gobierno de Colom impulsa, inspirados en las políticas brasileñas.
En un encuentro con periodistas, el presidente de Guatemala confirmó que durante la reunión de trabajo que sostuvo ayer con Lula, se acordó la venta de Brasil a Guatemala de seis aviones "Supertucanos", fabricados en ese país suramericano, así como equipo de aeronavegación y radares, por un monto de 99 millones de dólares.
"Ya se autorizó el crédito de parte del Banco de Exportaciones de Brasil", dijo Colom. "Son seis aviones, el sistema de cómputo completo para la aeronavegación y los radares", añadió.
El mandatario guatemalteco explicó que el crédito para la financiación de los aviones y equipos de aeronavegación tendrá un plazo de doce años y una tasa de interés "baja", que no precisó.
Según Colom, el proceso de suscripción formal del acuerdo de compra, el crédito y la entrega de las naves y equipos, podría demorarse hasta unos 18 meses.
Las aeronaves y equipos brasileños permitirán a Guatemala tener un mejor control de su espacio aéreo para contrarrestar el narcotráfico, el crimen organizado y otras amenazas como catástrofes naturales.
En la reunión de trabajo, Colom también pidió a su par brasileño instar a las empresas de su país a que participen en las próximas licitaciones de nuevas áreas para la exploración y explotación de petróleo y gas, en tierra y en mar, en territorio guatemalteco.
Además, le reiteró su interés en que empresas brasileñas participen, con el apoyo del Gobierno de Brasil, en los proyectos hidroeléctricos que se generen para el cambio de la matriz energética de Guatemala, incluyendo la posibilidad de financiación.
Por otro lado, Lula fue invitado por el presidente guatemalteco y su esposa, Sandra Torres, a conocer hoy los proyectos que promueve su Administración para disminuir los niveles de pobreza que afectan al 51% de los 13,3 millones de guatemaltecos, inspirados en los programas brasileños.
Antes del almuerzo, en el que comió frijoles, arroz, carne y melón, el mandatario brasileño visitó junto a la pareja presidencial una "escuela abierta", en Villa Nueva, un suburbio del suroeste de la capital guatemalteca.
En ese lugar, donde centenares de niños y jóvenes de escasos recursos se capacitan en oficios artesanales y técnicos, y se involucran en programas deportivos y culturales, Lula felicitó a Colom "por sus atinados esfuerzos" para combatir la pobreza.
Ante unos 3.000 muchachos, Lula destacó la importancia estratégica de dotar a la juventud de recursos para lograr su desarrollo integral, lo cual, dijo, redunda en la creación de sociedades justas y solidarias.
El presidente de Brasil precisó que "en América Latina solo Cuba le ponía atención a la juventud. Qué bueno que ahora cada vez más países de América Latina se preocupan por sus jóvenes".
Las "escuelas abiertas" y los "comedores solidarios" son dos proyectos del programa de Cohesión Social que dirige la esposa del presidente Colom, por medio de los cuales se pretende contribuir a la reducción de los niveles de pobreza.
En el "comedor solidario", antes del almuerzo, Lula saludó a las cerca de 50 personas a quienes se les permitió ingresar antes de su llegada, mientras que unas 400 más debieron esperar a que concluyera la visita oficial.
Tras el "almuerzo solidario", Lula concluyó su tercera visita oficial a Guatemala, y partió hacia Costa Rica, donde se entrevistará con su homólogo Óscar Arias.
Ayer, el presidente brasileño inició en El Salvador una breve gira por Centroamérica, donde participó en la toma de posesión del nuevo presidente de ese país, Mauricio Funes.