Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

MÉS y Esquerra Unida piden la "retirada definitiva" de la Ley de Símbolos

El grupo parlamentario MÉS y Esquerra Unida han pedido este sábado la "retirada definitiva" de la Ley de Símbolos, ya que, según critican ambas formaciones, va en contra de la libertad de expresión.
En un comunicado, el diputado de MÉS Nel Martí ha señalado que esta normativa se debe retirar porque es contraria al Estatut d'Autonomia y es la "expresión máxima de su obsesión por silenciar, intimidar y persiguir a todo aquel que piensa diferente".
Para Martí, "la tímida rectificación en la aplicación de esta norma", es "una decisión totalmente insuficiente si realmente el Govern quiere recuperar la normalidad en las escuelas".
Según ha dicho, "tras meses de entrar en vigor, los centros escolares son los únicos que la cumplen. Ni las oficinas del SOIB, ni los centros de salud, ni oficinas de consumo, ni delegaciones territoriales de educación la cumplen, siendo "el Govern el primero en incumplirla".
En otro comunicado, desde EU han señalado que finalmente el Govern "ha recapacitado y ha decidido no publicar por ahora" el Decreto de Símbolos, un decreto que "endurecía aún más la nefasta Ley que el PP aprobó para coartar la libertad de expresión de los centros educativos".
"RECHAZO DE LOS AYUNTAMIENTOS"
Según dicen con este decreto, el Govern "había conseguido el rechazo generalizado de los ayuntamientos, incluidos los gobernados por el PP, por la invasión de competencias municipales".
Para EU, la "razón última" de no aprobar el decreto se encuentra "en la oposición manifestada por muchos alcaldes del PP de la part forana", motivo por el que el Govern de José Ramón Bauzá "ha decidido dejar en suspenso la aprobación del polémico decreto".
Desde EU, valoran la suspensión pero exigen "la renuncia definitiva a la publicación del decreto y a cualquier medida que tenga como objetivo la combatir la libertad de expresión y la defensa de la lengua catalana".