Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Madrid, Ciudadanía y Patrimonio pide retirar el cartel de Tío Pepe por "falta de armonía" con la Puerta del Sol

La Asociación Madrid, Ciudadanía y Patrimonio ha pedido este martes la retirada del cartel del Tío Pepe, recién instalado en el kilómetro cero, al tener "dudas" con su nuevo emplazamiento tanto por su "escala y presencia excesiva" como por la "falta de armonía con el conjunto", que es Bien de Interés Cultural.
Tras ver la "potente estructura metálica" que sirve de soporte al desplazado cartel del popular Tío Pepe, que antes estaba en el lado oriental de la plaza , sobre el edificio que ahora será tienda de la empresa Apple, desde la asociación piensan que ha quedado "claro" que no queda igual que antes.
En su opinión, "no es lo mismo poner ese enorme cartel sobre una fachada recta que daba la medida exacta del luminoso, y sin que apenas se advirtiese la estructura basamental, que situarlo ahora sobre una aparatosa estructura de acero en un frente curvo al que no se adapta ni en medida ni en geometría, de forma que se convierte en un impacto negativo para la plaza".
Además, han señalado que cuando tanto se habla últimamente de la importancia como Bien de Interés Cultural de la Puerta del Sol, "y se hacen concursos internacionales y sesudos debates para decidir su futuro, premiando además una idea de orden y limpieza para la plaza, no se puede hacer nada más opuesto a tan excelsas intenciones".
A su juicio, "la ruidosa estructura que acaba de aparecer basta para tapar todas las bocas que han polemizado sobre el lugar". "Sobra el debate y se impone la cruda realidad", ha lamentado la organización, que ha sugerido a la Dirección General de Patrimonio la creación de una nueva figura legal que "sustituya en determinados casos la categoría de Bien de Interés Cultural por la de Bien de Interés Comercial", ironizan.