Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los alcaldes de Madrid implicados, entre los que tienen más dificultades económicas, según CCOO

CCOO de Madrid ha denunciado este miércoles que los seis alcaldes detenidos en la 'Operación Púnica' dirigían algunos de los ayuntamientos con más dificultades económicas de España.
En concreto, ha destacado que Valdemoro, Parla, Casarrubuelos, Torrejón de Velasco y Serranillos del Valle aparecen en el listado del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas que no han cumplido en el año 2013 con los objetivos de estabilidad presupuestaria exigidas.
A su juicio, "existe una intensa relación entre la situación de crisis y deuda de los ayuntamientos y la opacidad interesada de los procesos de privatización y la corrupción", mientras "los perjudicados están siendo de forma grave los vecinos de estos municipios".
En particular, ha señalado que Collado Villalba realizó hace tres años un expediente de regulación de empleo con 45 despidos, mientras Parla despidió hace dos años a 65 personas, Casarrubuelos redujo el salario a la plantilla y en Valdemoro se privatizaron los servicios de basura y mantenimiento provocando despidos y un encarecimiento del coste del servicio.
Además, la organización sindical ha recordado que este año ha denunciado ante la Inspección de Trabajo a la empresa Cofely, implicada en la trama de corrupción, por servicios que presta al Ayuntamiento de Alcalá de Henares, debido a la "total ausencia de medidas de prevención de riesgos laborales" y a que "el coste del servicio contratado con esta empresa era mucho más caro que la gestión directa del mismo por el personal municipal".
Desde CCOO se insta a la Justicia "para que actúe con la máxima rapidez y contundencia para erradicar la corrupción de la política madrileña, y que los responsables políticos asuman sus responsabilidades como único camino para que los ciudadanos puedan confiar en sus representantes en las instituciones públicas".