Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Madrid recordará a Nelson Mandela dando nombre a una plaza en Lavapiés

Madrid recordará al expresidente sudafricano Nelson Mandela (1918-2013) al dar nombre a una plaza situada junto a Cabestreros, en el barrio de Lavapiés, una propuesta lanzada por el presidente de Movimiento contra la Intolerancia, Esteban Ibarra, y la asociación de vecinos La Corrala, y que ha sido aceptada en el Pleno por la alcaldesa, Ana Botella.
El homenaje a 'Madiba' ha sido aceptada por unanimidad. El primero en tomar la palabra ha sido el portavoz de UPyD, David Ortega, que ha destacado de Mandela su perseverancia en sus ideas, incluso cuando le llevaron a 27 años de cárcel; su sentido de grandeza, que le hizo gobernar "no con venganza ni rencor sino por la reconciliación"; y la idea de generosidad, anteponiendo los intereses del pueblo a los particulares.
Por su parte, el portavoz de IU, Ángel Pérez, ha hecho un discurso en el que se podían establecer paralelismos entre la vida de Mandela y la distancia con la política actual. De hecho, el edil ha considerado que pocos mandatarios municipales que estuvieron presentes en las pompas fúnebres entendieron la gesta del sudafricano "más allá del traductor de signos".
Pérez ha considerado que la figura de Nelson Mandela fue "muy alabada pero poco imitada" y se ha mostrado como un firme defensor de "entender que hay que ser diferente al adversario para no hacer las mismas cosas".
También ha mostrado su temor a la creación de un símbolo pensando que es "un hecho único e irrepetible". En este punto, el concejal ha querido recordar a alguien que se ha quedado "en mitad de la lucha", el político sudafricano Stephen Biko, que sufrió destierro y fue torturado y asesinado en 1977, figura política homenajeada por Peter Gabriel, quien terminaba sus conciertos con el tema que lleva su apellido.
El socialista Jaime Lissavetzky ha destacado de Mandela su "honestidad y perseverancia", además de un cumplido sentido de la "decencia moral y la dignidad". Ha sido él quien ha llevado al Pleno la propuesta de Movimiento contra la Intolerancia, cuyo presidente se encontraba en Cibeles, para dar homenaje al sudafricano poniendo su nombre a una plaza al lado de Cabestreros por ser un ejemplo de multiculturalidad.
Ana Botella, por su parte, ha aceptado la propuesta para recordar a esta "figura histórica y a su extraordinario legado", siempre una personalidad "admirada y respetada por su legendaria lucha contra discriminación". Libertad y pluralidad son otros dos de los conceptos que no han faltado en su discurso.