Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maestre se mantiene como portavoz del Gobierno municipal porque la sentencia "no afecta" a su cargo

Insiste en que se trató de una "protesta pacífica para reivindicar la separación entre Iglesia y Estado"
La portavoz del Gobierno municipal, Rita Maestre, ha anunciado este viernes que se mantiene en el cargo tras su condena por el 'asalto' a la capilla del campus de Somosaguas de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) al entender que la decisión judicial, que será recurrida, "no afecta ni interviene" en su labor.
"Entendemos, junto a mis compañeros que me acompañan y a los que les agradezco el calor, que (la sentencia) no afecta ni interviene en la labor de portavoz. No voy a modificar mi posición como portavoz", ha anunciado.
En una rueda de prensa con gran expectación mediática, la edil de Ahora Madrid ha estado arropada por la alcaldesa, Manuela Carmena, y otros 14 concejales más de la formación: Guillermo Zapata, Jorge García Castaño, Marta Gómez, Javier Barbero, Marta Higueras, Esther Gómez, Francisco Pérez, Nacho Murgui, Yolanda Rodríguez, José Manuel Calvo, Pablo Carmona, Celia Mayer y Rommy Arce. También estaba presente la madre de la portavoz.
Rita Maestre ha mostrado su "máximo respeto por la sentencia", igual que por la separación de poderes, después de ser condenada al pago de una multa de 4.000 euros por una "protesta pacífica" en la que participó antes de ser concejala, hace un lustro, cuando tenía 22 años.
La portavoz ha repetido durante toda la intervención que se trató de una "protesta pacífica para reivindicar la separación entre Iglesia y Estado" y que "las universidades públicas no son lugares para capillas católicas".
La edil ha subrayado que nunca tuvo intención de ofender a nadie en una "reivindicación pacífica y política". También ha apuntado que la sentencia recoge que se trató de una "protesta pacífica como forma de reivindicar cambios en la sociedad".