Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maíllo (IU) cree que Alberto Garzón es la persona "más brillante" que hay en estos momentos en su formación

El coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, ha asegurado que el diputado en el Congreso y secretario ejecutivo del Proceso Constituyente de IU, Alberto Garzón, es "la persona más brillante" del partido, con quien se siente "muy cómodo". "Yo lo apoyo completamente", apostilla.
"Al igual que Diego Valderas --vicepresidente de la Junta de Andalucía y responsable de Política Autonómica de IULV-CA-- fue reflejo de otra época, Alberto lo es de esta época que vivimos y en la que se está produciendo un cambio en la sociedad pero también en la política", ha dicho en el transcurso de una entrevista con Europa Press, en la que defiende que el malagueño es "un producto de lo que necesita la política: formación, organización y movilización".
"La formación es muy importante, en su concepto más amplio. Y Alberto es producto de una sociedad que se forma, que se cualifica, que aprende idiomas y que contribuye, desde esa formación, al cambio. Es un reflejo de la nueva época, eso es así", recalca.
Por otra parte, en calidad del cargo que ocupa en su partido, Maíllo ha asegurado que la "labor y el mensaje político" de su formación lo traslada él y "no ningún consejero, obviamente".
Así lo dicho al ser preguntado sobre si existe bicefalia en IULV-CA dado que el anterior coordinador general, Diego Valderas, ocupa un puesto destacado en el Gobierno andaluz como vicepresidente y consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales y, además, es el responsable del área de Política Autonómica de IULV-CA.
Maíllo niega que exista esa bicefalia y asegura que "no la ha existido nunca", pero aclara que "la labor y el mensaje político lo dice el coordinador de IULV-CA" y no "ningún consejero" de los tres de la formación que ahora mismo forman parte del Ejecutivo autonómico aunque estos también puedan tener responsabilidades dentro del partido.
En esta línea, Maíllo explica que su relación con Valderas es "buena" --"la de dos compañeros de trabajo en la organización", precisa-- y aclara que "un vicepresidente no deja de ser un cargo institucional" que tiene una tarea "a la que se debe dedicar".
"Él lleva las relaciones en el Gobierno autonómico y es una parte de una ejecutiva, pero quien dirige es la dirección colegiada de IULV-CA y el coordinador es el representante organizativo", explica Maíllo, quien cuestionado sobre si siente que alguna vez Valderas se ha metido en su terreno, se ha limitado a contestar con un "no debería".
Respecto al cambio generacional producido desde hace poco más de un año en IULV-CA, que ahora cuenta con un equipo de dirección de 33 años de media, Maíllo destaca que en este breve espacio de tiempo se ha conseguido dar el "salto a la co-decisión" invitando a los ciudadanos a participar en el partido, que en su opinión, en lugar de una formación política tradicional "debe ser más un movimiento político y social que trasciende a sus acciones de gobierno y que se convierte también en una fuerza de movilización en la calle". Es la misma línea por la que aboga, según ha añadido, Alberto Garzón.
NO CONOCE A MORENO (PP-A)
De otro lado, aunque en relación al cambio generacional realizado también en el PP-A, Maíllo ha señalado que aún no ha tenido la oportunidad de hablar en ninguna ocasión con su nuevo líder, Juanma Moreno, y que desconoce, por tanto, si será capaz de ser el presidente de "una derecha andaluza con un discurso más autónomo" respecto a Madrid.
Para el coordinador general andaluz de la federación de izquierdas, el problema del PP-A es que, tenga la voz que tenga, nunca la levanta "para defender mayores recursos para Andalucía y de los que, al final, también se benefician los votantes populares". De ahí, que lamente que ninguno de sus dirigentes haya sido capaz todavía de defender a la comunidad en un debate, por ejemplo, como el de la financiación autonómica, donde "hay un modelo que no reconoce a Andalucía algo tan fundamental como es la población para el mantenimiento de los servicios".