Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maíllo (IU) dice que si la Junta investiga hasta el final las ayudas a la formación, no habrá comisión de investigación

El coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, ha asegurado este miércoles que si la Junta de Andalucía investiga "hasta el final" el presunto fraude en las ayudas a la formación no será necesaria la creación de una comisión de investigación en el Parlamento andaluz, como la que se creó con el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) irregulares.
Así se ha pronunciado Maíllo durante su intervención en los desayunos del Fórum Europa, donde ha explicado que el fin de una comisión de investigación tiene que ser "conocer más información de la que se tenía al principio". En su opinión, ésta podría justificarse si hubiera "insuficiencia" en la información trasladada por parte de la Junta, por lo que su formación no la descarta.
El dirigente de izquierdas, que considera que la Administración andaluza está actuando "bien" porque lleva investigando esta materia desde hace siete meses, ha insistido en que su formación quiere conocer la verdad, "sin circos".
Tras destacar que "no hay que tener miedo" a investigar, el coordinador general de IULV-CA ha lamentado que se haya perdido la presunción de inocencia, "un derecho democrático" que ha sido sustituido por "el principio de culpabilidad".
Asimismo, ha dicho que no entiende por qué se filtra información "en medio de una investigación" de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) y ha criticado que pueda haberse hecho "interesadamente" coincidiendo con la cercanía de unas elecciones.
Antonio Maíllo, que ha garantizado que su formación va a ser "implacable" con las prácticas corruptas, ha dicho que IULV-CA apoya a un gobierno "que tiene las manos sobre la mesa" y sobre cuya gestión no se va a detectar "ninguna anomalía".
Finalmente, ha querido dejar claro que la corrupción no es sólo el caso de los ERE sino los expresidentes del Gobierno que se van a consejos de administración de importantes empresas con las que tuvieron relación durante sus mandatos. "Eso también es corrupción", ha zanjado.