Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maíllo no ve choques IU-PSOE por el Presupuesto y lamenta el "estigma del adelanto electoral" desde el inicio del pacto

Quiere que las inversiones estén "vinculadas a la creación de empleo neto" y se conviertan "en ley como elemento prioritario del Gobierno"
El coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, no atisba tormenta ni augura choques entre los partidos socios de gobierno en la Junta, ni siquiera, por la negociación del Presupuesto de la Comunidad Autónoma para 2015. De hecho, lamenta que desde que comenzó el pacto de gobierno entre ambas formaciones siempre hayan tenido que soportar el "estigma del adelanto electoral".
En una entrevista con Europa Press, Maíllo ha defendido la "seriedad" de sendos partidos así como su "responsabilidad" a la hora de cumplir el acuerdo programático que firmaron, pese a que dicho pacto implica "una mayor tensión dialéctica para abordar las soluciones que necesita nuestra tierra".
En su opinión, el éxito de este Gobierno "formado por dos partidos" y donde "nadie apoyo a nadie" es precisamente el de que tiene "una visión muy transversal en la que, independientemente de qué consejerías gestione cada uno, hay una obligación de abordar las grandes líneas estratégicas" acordadas y que "no son las de otras comunidades autónomas".
"Aquí no se ha privatizado ni un centro de salud, no se han cerrado colegios rurales... estamos hablando de un gobierno de resistencia en el que la ofensiva neoliberal ha obligado a poner diques de contención en algo que para nosotros era una línea roja fundamental, que son las privatizaciones", defiende Maíllo, quien también resalta nuevas leyes "que son absolutamente referentes" como la de la Función Social de la Vivienda y la de Transparencia y de Participación Ciudadana.
Tras advertir que ahora "hay que apuntar a nuevos retos como el de la reforma de la Cámara de Cuentas para una mayor fiscalización" de los fondos públicos, el líder de IULV-CA insiste en que las relaciones con el PSOE son "bastante correctas y muy bien procedimentadas". Por eso, y pese al "estigma del adelanto electoral" que este gobierno sufre "desde el día siguiente desde que se constituyó", no cree que haya "ninguna razón política de mucho calado" en los próximos meses como para que se produzca un adelanto electoral y no se termine la legislatura en 2016.
Cuestionado sobre si la denominada 'crisis de la Corrala Utopía' pudo realmente romper el Gobierno andaluz, Maíllo ha confirmado que "peligró" y que finalmente las relaciones se encauzaron porque se retiró el decreto por el que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, quitaba temporalmente las competencias relativas a la adjudicación de vivienda pública a la Consejería de Fomento y Vivienda, dirigida por Elena Cortés (IULV-CA).
"Nosotros, como se ha demostrado después, actuamos correctamente (...) Y es que la Administración Pública no sólo actúo bien sino que hizo lo que había que hacer. Esa crisis demostró que nosotros no estamos en el Gobierno por sillones. Estamos en el Gobierno para cambiar, no por estar; estamos para ser parte de la solución de los problemas. Y en esa crisis, nuestra voluntad era servir al pueblo y dar cobijo a quien no tenía donde dormir, por lo que, evidentemente, si no se llega a modificar no habría gobierno", ha argumentado al respecto.
IMPACTO DE NUEVO EMPLEO
Volviendo al Presupuesto de la Comunidad Autónoma Andaluza, cuya negociación espera que sea "sincera y leal" entre ambos partidos, el coordinador general de IULV-CA ha señalado que quiere que sea de nuevo ejemplo de "la salvaguardia de los servicios públicos" y que todas las políticas de ayudas e inversiones "estén vinculadas a la creación de empleo neto", una determinación que, a su juicio, "tiene que convertirse en ley como elemento prioritario para el Gobierno".
También ha defendido una "sanidad al cien por cien" y ha advertido de que ahí, junto con la necesidad de que todas las ayudas públicas generen "impacto de nuevo empleo", va a estar la "prioridad" de IULV-CA. En su opinión, esto servirá para que, después de los planes extraordinarios de empleo puestos en marcha por la Junta -cuyo resultado y evaluación quiere conocer en profundidad para conocer el grado de efectividad que han tenido--, se puede empezar a promover un empleo que "sea sostenible en el tiempo y no esté vinculado a la temporalidad de las ayudas".
Sobre la política fiscal, ha dicho que IULV-CA tiene "claro que las rentas del trabajo no pueden soportar más carga fiscal", por lo que descarta "fórmulas tributarias universales porque son las más injustas y afectan por igual al que tiene 3.000 euros y al que tiene 426" al mes. En este capítulo, Maíllo ha recordado que no renuncian a su planteamiento sobre el impuesto por transferencias a las grandes superficies.
"Nunca lo hemos descartado y siempre vamos a intentar que eso se abra paso porque creemos que es una fórmula muy justa de ayuda al pequeño y mediano comercio, que suponen 139.000 establecimientos en Andalucía y mueven 470.000 empleos, pero prefiero abordar este debate de forma más general y vinculado a la envolvente de ingresos del presupuesto", ha especificado.
Finalmente, acerca de la Renta Básica, ha insistido en que el "objetivo" es que la Ley de Renta Básica e Inclusión Social se pueda convertir "más temprano que tarde en asignación presupuestaria" pero ha reconocido que va a ser difícil que se logre antes de que finalice 2014 para poder incluirlo inicialmente en el Presupuesto de 2015. Aún así, ha confiado en que se "pueda hacer una modificación presupuestaria" más adelante porque, para IULV-CA, es mejor que esté "en 2015 que en 2016".