Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mallorca destina un millón de euros recuperado por casos de corrupción a combatir la pobreza infantil

El Consell de Mallorca ha firmado este viernes el pago de un millón de euros a 51 ayuntamientos destinado a la Renta Mínima de Inserción (RMI) para combatir la pobreza infantil, dentro del Programa Suport, financiado con dinero recuperados por casos de corrupción.
La consellera de Bienestar Social y presidenta del Institut Mallorquí d'Afers Socials (IMAS), Catalina Cirer ha firmado hoy los convenios con los 51 municipios de la Mallorca que se han adherido al programa.
Cabe destacar que este programa se ha podido llevar a cabo gracias a los dos millones de euros recuperados a través de la acción de la justicia, por casos de corrupción.
El Programa Apoyo se divide en dos líneas de actuación. Por una parte, se destina un millón de euros a crear un nuevo protocolo de prioridad incluido en la Renta Mínima de Inserción (RMI) dirigido a familias con menores en situación de riesgo social, que ya ha sido invertido en ayudas para estos núcleos familiares.
La segunda línea se centra en los municipios, y consiste en la firma de dichos convenios, mediante los cuales se destinará un millón de euros en ayudas.
Para fijar las cantidades a percibir por cada uno de los municipios, se ha seguido un criterio atendiendo a la población menor residente en cada uno de ellos, donde un 75% corresponde a la población menor de 16 años y el 25% restante a la población global del municipio.
De esta manera se destinan unos 450.000 euros al Ayuntamiento de Palma, cerca de 60.000 euros al de Calvià y otros 50.000 euros al de Manacor.