Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La pareja de Maloma, dispuesto a convertirse al Islam para favorecer su regreso a España

Ismael Arregui lanza esta oferta en un intento por desbloquear la situación de la joven, retenida en Tinduf por su familia biológica
Ismael Arregui, pareja de hecho de la joven de origen saharaui retenida en contra de su voluntad en Tinduf (Argelia), está dispuesto a convertirse al Islam si eso facilita que ella pueda decidir libremente si quiere regresar a España, como sospecha él y el Gobierno español.
En declaraciones a Europa Press, Arregui ha confirmado que ése es su ofrecimiento, si bien ha precisado que, antes de dar este paso, tendría que tener "garantías" de que "eso va a desbloquear la situación".
Arregui y Maloma, que tiene nacionalidad española y reside de forma permanente en España desde 2005, son pareja de hecho desde mayo de 2014. La joven viajó a los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf (Argelia) en diciembre pasado, tras diez años sin ir y después de que la avisaran de que su madre había enfermado.
Cuando se disponía a abandonar los campamentos tras una semana de estancia acompañada por su padre adoptivo, Pepe Morales, unos familiares suyos se la llevaron en un coche y desde entonces permanece en los campos, sin que la permitan tener contacto directo con su familia en Sevilla.
El pasado 22 de abril, se puso en marcha una operación para liberar a Maloma, que finalmente se frustró. España envió a su cónsul en Argel a Tinduf y mantiene desde entonces conversaciones con el Frente Polisario encaminadas a que la familia biológica de la joven permita a Maloma prestar declaración en una oficina de Naciones Unidas donde pueda expresar sin ser coaccionada cuál es su deseo: si regresar a España o permanecer en los campos.
En las redes sociales se ha difundido recientemente un vídeo en el que se ve a Maloma flanqueada por su hermano y otros familiares en los que la joven, con el rostro serio, afirma que no está siendo maltratada, que está con su familia en el campamento de Smara y que no le hace falta nada más.
La joven que se ve en el vídeo "es Maloma, pero no es Maloma", manifiesta Arregui, convencido de que su pareja se ha visto obligada a hablar así y que está intentando llevar la situación "lo mejor posible".
PEDIR LA MANO SEGÚN LA TRADICIÓN SAHARAUI
Arregui ha tomado la decisión de estar dispuesto a convertirse al Islam después de tener conocimiento que ésa es la condición que exige el Consejo de Ancianos de la tribu de Maloma para que el español pueda pedir la mano de la joven, siguiendo las costumbres del pueblo saharaui.
Esta posibilidad ya la avanzó un dirigente del Frente Polisario en una reciente visita a Madrid. Bachir Mustafa Sayed recordó que la tradición saharaui obliga al novio a pedir "el consentimiento" de toda la familia de la novia antes de casarse.
Arregui considera que, una vez convertido al Islam y pedido la mano siguiendo las costumbres saharauis, él y Maloma podrían formalizar su matrimonio incluso desde la distancia.