Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manos Limpias pregunta a la Infanta sobre su papel en Aizoon y la acusada se niega a responderle

La abogada del sindicato Manos Limpias, Virginia López Negrete, está interpelando a la Infanta Cristina en torno a su papel en Aizoon, empresa que comparte al 50 por ciento con su marido, Iñaki Urdangarin, si bien la acusada ha anunciado que no responderá a sus preguntas como tampoco a las del resto de acusaciones ni defensas, sino tan sólo a las de sus propios letrados, Miquel Roca y Pablo Molins.
Así, entre las preguntas que López Negrete está exponiendo para que quede constancia de las mismas se encuentran: "Si su marido consultaba con usted todos sus correos, ¿no consultaba el resto de asuntos que tenía con Aizoon cuando usted era propietaria del 50%?"; "¿usted nunca se preocupó por cómo estaba dada de alta la niñera y cuidadora de sus hijos?"; "¿conocía todas estas prácticas y si las conocía, las consentía?" o "¿le ponía su marido al día de las cuentas de la sociedad?".
Otras de las cuestiones por las que la abogada se está interesando radica en si la exduquesa "sabía que al tener el 50% de Aizoon tenía una relación de dominio en la empresa al igual que su esposo".
La abogada le está exhibiendo del mismo modo varios recibos relativos a gastos personales del matrimonio cargados a Aizoon, como el relativo al alquiler de un vehículo de Washington: "¿Corresponde este alquiler a cuándo ustedes residían en la ciudad de Washington?", le ha inquirido. La Infanta continúa guardando silencio.
La Infanta Cristina ha comenzado a ser interrogada en el juicio que se celebra por el caso Nóos a las 18.15 horas. La letrada de Manos Limpias sostiene que, con su actuación, la exduquesa permitió que Aizoon "sirviera de instrumento" para que su marido pudiera delinquir ante la Agencia Tributaria y que éste defraudase hasta un total de 337.138 euros en las cuotas del IRPF de 2007 y 2008.
La entidad es la única acusación que dirige acciones penales contra la hermana del Rey Felipe VI. Reclama ocho años de cárcel para la inculpada.
La empresa del matrimonio está considerada una de las sociedades 'pantalla' que integraban el entramado urdido por Urdangarin y su exsocio Diego Torres en torno al Instituto Nóos para poder apoderarse de más de seis millones de euros de las Administraciones con las que contrataban. De hecho, la mercantil llegó a nutrirse de forma presuntamente irregular de más de un millón de euros de la trama.