Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La abogada de Manos Limpias en Nóos participó junto a Pineda en presiones al BBVA, según dos testigos

La Fiscalía investiga sus vínculos con la trama de extorsión y amenazas de Ausbanc
La abogada de Manos Limpias en el juicio del caso Nóos, Virginia López Negrete, participó junto al presidente de Ausbanc Luis Pineda y otras personas de la asociación en una "actuación concertada" para presionar al BBVA en sus juntas de accionistas, según han declarado este martes ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz dos de los directores de comunicación del banco, Javier Ayuso e Ignacio Moliner.
Fuentes jurídicas han informado que López Negrete, que representa a la única acusación popular que acusa a la Infanta Cristina de dos delitos fiscales y reclama 8 años de cárcel, acompañó a Pineda a juntas de la entidad.
En concreto, Negrete abordó en las reuniones de accionistas del banco la vinculación del jefe de Responsabilidad y Reputación Corporativa de BBVA, Antonio Ballabriga, con el caso Nóos. La abogada intentó sin éxito en dos ocasiones que el juez José Castro le imputara alegando que, antes de recalar en el banco, fue directivo del Instituto y director del proyecto de Juegos Europeos.
El BBVA, personado en la causa que investiga si el grupo Ausbanc llevó a cabo, en coordinación con Manos Limpias, prácticas "cuanto menos intimidatorias" contra las entidades financieras para que le pagasen "cuantiosas" aportaciones económicas a cambio de no dirigir contra ellas "campañas de desprestigio" o acciones judiciales, aportará al juez las actas de las reuniones.
Fuentes fiscales han concretado que investigan estos vínculos de López Negrete con Pineda para comprobar si sus lazos con la trama de extorsión y amenazas apuntan de modo indiciario a la comisión de delitos.
El primer director de comunicación del banco, Ayuso, ha relatado al magistrado cómo se produjo a su llegada al puesto la ruptura de relaciones con Ausbanc, con quien existían entonces convenios que se renovaban anualmente.
LA "VORACIDAD" DE PINEDA
El testigo, que abandonó en banco para incorporarse a la Casa Real como jefe de prensa, ha recordado que las cuantías abonadas eran abusivas y, además, Pineda insistía en que se incrementaran año tras año sin que el coste estuviera justificado ni por la difusión ni por la importancia de la revista de la asociación.
"Tenía una gran voracidad", ha confirmado Moliner, su sucesor en el puesto.
Ayuso aprovechó para acabar con los convenios suscritos que el registro de asociaciones de usuarios dio de baja a Ausbanc y un comunicado remitido por la Asociación de Periodistas de Información Económica (PIE) en la que se advertía que Ausbanc no estaba formada por profesionales del sector.
Tras cerrar 'el grifo' a Podemos comenzaron las presiones. Campañas de desprestigio en la revista de Ausbanc y también en redes sociales que se extendían a lo personal y en las que se ponía en duda la solvencia del banco y de su presidente Francisco Gonzalez.