Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manos Limpias consigue en un día los 6.000 euros necesarios para querellarse contra Jordi Pujol y Marta Ferrusola

El sindicato Manos Limpias ha conseguido recaudar en 24 horas los 6.000 euros de fianza impuesta por el Juzgado de Instrucción 31 de Barcelona para poder presentar una querella contra el expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol, y su esposa, Marta Ferrusola.
Según ha declarado a Europa Press el secretario general del sindicato, Miguel Bernad, presentarán la demanda el próximo 13 de agosto en Barcelona junto con el resguardo del depósito de los 6.000 euros exigidos.
Las aportaciones económicas han venido de "mucha gente" que contribuía con 5 euros u otras cantidades, "pero ya está cubierto" ha concluído Bernad.
La querella afecta directamente Jordi Pujol i Solei y Marta Ferrusola y se extenderá contra "aquellas otras personas" que resulten implicadas a colación de las declaraciones del matrimonio y resulten "cómplices, encubridores y colaboradores necesarios en esta trama societaria".
El sindicato aportará la relación de "todo el entramado societario" de aproximadamente 80 sociedades "que han estado manejando la familia Pujol Ferrusola".
La querella tiene su origen en una denuncia presentada en Barcelona y que la juez pidió transformar en querella, con la correspondiente fianza, así como informar a la familia Pujol para que pudiera defenderse. El sindicato optó entonces por abrir una cuestación en Internet.
En concreto Manos Limpias había denunciado el pasado lunes en los juzgados de instrucción de Barcelona al expresidente Jordi Pujol por delito fiscal, cohecho, tráfico de influencias, blanqueo de capitales, prevaricación, falsedad en documento público y malversación de caudales públicos, y también a su mujer, Marta Ferrusola, por "cómplice y encubridora".