Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manos Limpias afirma que la imputación de la Infanta "no debe sorprender" porque es una ciudadana más

La organización Manos Limpias, personada como acusación popular en el 'caso Nóos', ha afirmado este martes que la decisión del juez instructor, José Castro, de imputar a la Infanta Cristina por presunto delito fiscal y de blanqueo de capitales "no debe sorprender" porque "debe ser tratada como a cualquier otro español".
Manos Limpias había solicitado la imputación por considerar que la Duquesa de Palma conocía "perfectamente" las posibles ilegalidades que se cometieron a través del Instituto Nóos con los fondos que éste percibió de los gobiernos valenciano y balear, pese a lo cual, en lugar de "tomar precauciones, siguió disfrutando" del dinero que, desde Nóos, acabó canalizándose a las cuentas de Aizoon, la sociedad que comparte con Iñaki Urdangarin.
El autodenominado sindicato ha criticado en un comunicado la actuación del "lobby de Zarzuela", que, a su juicio, ha intentado "exonerar a la Infanta por ser quien es". Tras conocer este martes la decisión del juez Castro, la Casa del Rey se ha limitado a expresar su "respeto a las decisiones judiciales", pero cuando doña Cristina fue encausada por primera vez, el pasado abril --imputación que finalmente quedó sin efecto-- manifestó su "sorpresa".
Según Manos Limpias, la Casa Real ha contado para ese fin con "la participación del Ministerio de Justicia, el fiscal general del Estado, el fiscal anticorrupción de Palma de Mallorca, la Agencia Tributaria (que emitió un informe a la carta), la Abogacía del Estado y medios de comunicación afines a la Zarzuela, así como acusaciones particulares".
"No obstante esta presión, el juez Castro, con la acusación de Manos Limpias, la imputa 'no por ser quien es', sino porque ha quedado demostrado que la empresa pantalla Aizoon se benefició fraudulentamente de dinero obtenido ilícitamente del Instituto Nóos de las administraciones balear y valenciana y el Ayuntamiento de Madrid", ha señalado la organización, que opina que "no debe sorprender esta nueva imputación" porque "la Infanta debe ser tratada como a cualquier otro español".
DESCRÉDITO DE LA MONARQUÍA
También se ha referido a las declaraciones que hizo la semana pasada el jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno, en una entrevista en TVE, en la que pidió cerrar ya la fase de instrucción del 'caso Nóos' porque los casi tres años que lleva abierto el sumario han supuesto un "martirio" para la institución, con un goteo de informaciones y filtraciones que hacían que este tema estuviera "repicando día tras día".
Manos Limpias ha indicado que el hecho de que la instrucción no haya concluido aún "se debe a las argucias de recursos interpuestos por las defensas y a la complejidad del sumario". A su entender, este caso "ha supuesto no un martirio contra los imputados, sino un descrédito para la máxima institución del Estado español".