Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El perito de Manos Limpias se define como un "mercenario tributario" y atenúa el papel de la Infanta

El perito que ha declarado a última hora de la tarde a propuesta de Manos Limpias se ha definido ante el juez José Castro como un "mercenario jurídico tributario" y ha afirmado que la hija del Rey no habría defraudado en el impuesto de sociedades, sino que en todo caso sería cooperadora necesaria -figura indispensable para que un delito pueda cometerse- de las irregularidades en que incurrió su marido, Iñaki Urdangarin.
Durante una comparecencia que fuentes presenciales en la misma han calificado de "bochornosa, esperpéntica y ofensiva", el perito ha negado proporcionar al magistrado los suficientes datos identificativos sobre él, como para quién trabaja, limitándose a dar su nombre y a definirse como un "mercenario jurídico tributario", lo que ha provocado las risas de los presentes en la declaración.
Según han destacado, el perito ha manifestado que sus afirmaciones se basan en unas "notas" que ha realizado sobre el papel de la Infanta al frente de Aizoon.
En cualquier caso, ninguna de las partes se ha inclinado por pedir que se modifique nada de cara a la declaración de la Infanta, prevista el 8 de febrero, sino que será "en todo caso" al iniciarse su interrogatorio cuando se producirían nuevas circunstancias. De hecho, el propio Castro, a su salida de los Juzgados de Via Alemania, en torno a las 21.10 horas, ha manifestado que "en principio" no habrá "nada" hasta entonces.