Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manos Limpias se querella hoy por un posible fraude de 4 millones en la venta de las entradas del Circuito de Jerez

Manos Limpias presentará este jueves en los juzgados de Jerez de la Frontera una querella por un presunto fraude de cuatro millones de euros cometido en la venta de entradas del Gran Premio de España de Motociclismo de 2013.
La querella, a la que ha tenido acceso Europa Press, se dirige contra los responsables de la empresa pública Cirjesa, participada por este ayuntamiento gaditano y la Junta de Andalucía, encargada de gestionar el circuito de Jerez. Además, acusa a varios cargos de Gestión Circuito de Jerez y Velocidad de Jerez, las sociedades que resultaron concesionarias durante los últimos quince años de la explotación de este evento deportivo.
En concreto, se dirige contra quien fuera consejero delegado de Cirjesa Juan Baquero; el director financiero Ignacio Díaz Permartin; Carmelo Ezpeleta Preido como consejero de Dorna Sport y consejero de Cirjesa; y el consejero delegado de Velocidad Circuito de Jerez José Ramón García Perez, así como contra el teniente de alcalde del Ayuntamiento de Jerez Santiago Galván y el presidente de la Sociedad para la Promoción y Reconversión Económica de Andalucía (SOPREA), Francisco Álvaro Julio, como cooperadores necesarios.
Manos Limpias les imputa presuntos delitos de estafa, falsedad en documento público mercantil, prevaricación, delito societario, tráfico de influencias y malversación de caudales públicos, que se habrían cometido entorno a la "doble contabilidad" de las entradas del circuito para declarar menos ganancias a Hacienda.
Recuerda que la Fiscalía, la Agencia Tributaria y la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional investigan la explotación del trazado automovilístico a raíz de la denuncia de un trabajador que acusaba a los responsables de las empresas concesionarias de lucrarse con la venta de entradas.
"No era complicado desviar parte de estos ingresos. El circuito cuenta con una zona de gradas con asientos y un área de monte, denominada pelousse, en la que es imposible determinar exactamente las personas que acceden. Los ingresos reales podrían haber sido fácilmente desinflados para, de esta forma, tributar menos al erario y 'distraer' el importe de dichas entradas", expone en su escrito.
Finalmente, Manos Limpias pide investigar las posibles irregularidades en la declaración de ingresos y gestión de Cirjesa, mientras que solicita que el Registro Mercantil informe sobre las cuentas anuales de las tres compañías citadas.
Además, requiere a la Guardia Civil aporte los informes de los vehículos que visitaron y estacionaron en el Circuito de Jerez desde 2010 con el fin de aclarar el número de espectadores porque "es muy posible que este fraude se haya producido con anterioridad al 2013 y durante 2014 y 2015".