Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El empresario Manuel García Gallardo declara como imputado ante la juez del caso de la Zona Franca de Cádiz

La titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Cádiz, encargado de la instrucción del denominado 'caso Quality Food', ha tomado declaración este lunes a dos de los imputados en dicho procedimiento. Se trata del actual director de la Zona Franca, José Manuel Fedriani, y del empresario Manuel García Gallardo, quien fuera responsable de la empresa alimentaria que ha dado origen a esta causa, que investiga el presunto quebranto de unos 30 millones de euros para las arcas del Consorcio.
Ambos han sido esquivos con la prensa y han eludido ofrecer declaraciones a su salida de los juzgados. También ha comparecido esta jornada, aunque en calidad de testigo, Nuria Maroto, que era miembro del comité ejecutivo de la Zona Franca de Cádiz.
En declaraciones a los periodistas, Maroto ha explicado que no ha podido aportar "muchos datos", ya que, según afirma, no asistía a los comités ejecutivos de 2002 a 2004. En base a ello, no estuvo en la sesión del 23 de diciembre de 2003 en la que se aprobó la ampliación de capital de Quality Food.
José Manuel Fedriani, quien fuera jefe de gabinete de Miguel Osuna cuando éste estaba al frente de la Zona Franca, era uno de los testigos propuestos por la defensa de Osuna tras su "sorpresiva" imputación por un presunto delito de malversación de caudales públicos.
Durante la instrucción del caso también ha cambiado la situación procesal del edil del Ayuntamiento de Cádiz Ignacio Romaní (PP), miembro del comité ejecutivo de la Zona Franca, que ya declaró como testigo y que tendrá que volver a hacerlo el próximo día 27 como imputado.