Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manuel Pizarro afirma que el Estado del Bienestar es "irrenunciable", pero "tenemos que repensarlo"

El expresidente de Endesa, Manuel Pizarro, ha definido este sábado el Estado del Bienestar como un bien "irrenunciable" y vacuna contra "la injusticia y la ineficacia", planteando la tiempo la necesidad de "repensarlo" para que no se convierta en un lastre.
En concreto, durante la conferencia que ha ofrecido en la Escuela de Verano del Partido Popular de Aragón que se celebra este fin de semana en Tarazona, ha subrayado que el Estado del Bienestar es "lo que permite alcanzar paz social, porque en un país injusto, la propia injusticia te lleva a ser ineficiente, pero tenemos que repensarlo, porque un Estado del Bienestar acorazado es un lastre que nos puede llevar a caer".
Por ello, ha considerado que "es necesario que nos plateemos qué sanidad y qué educación podemos tener y qué hacemos con el desempleo y las pensiones. Hoy, gastamos 35.000 millones en intereses de la deuda, 35.000 en desempleo y 120.000 en pensiones. Son casi 200.000 millones condicionados nada más levantar la persiana y con los que hay que contar antes de empezar a hacer otras inversiones".
Para el economista y abogado del Estado, España necesita una "profunda" reforma de la Justicia, una reforma energética, que ponga en valor fuentes de energía baratas, como la nuclear, y las propias, como el carbón y el agua; un cambio en las administraciones públicas, que ajuste su dimensión y cartera de servicios a lo sostenible, y el ya citado replanteamiento del Estado del Bienestar, que ha resumido con un símil histórico.
"Las estructuras poderosas como el Imperio Romano caen porque no existe un análisis sofisticado de los sistemas de control del Estado del Bienestar. No hay que olvidar que el muro se salta siempre hacia el mismo sitio, hacia el de las sociedades eficientes", ha asegurado.
En la necesidad de una reforma del sistema de protección social, también ha incidido el director adjunto de El Mundo, John Müller, durante su intervención en la Escuela de Verano.
Tras el discurso de Pizarro, Müller ha planteado como solución un cambio de concepto: el paso del Estado del Bienestar a lo que el propio Müller, chileno de nacimiento, define como "sociedad del bienestar".
"Se trata de superar una de las grandes conquistas del pensamiento socialista, que implica tratar al ciudadano como un menor de edad. Hay que crear las condiciones para que la gente resuelva el bienestar por sí misma. En países como el mío, Chile, el gasto social es de un 24 por ciento, y no existen niveles de marginalidad mayores que aquí", ha matizado.
En este punto, ha sostenido que "hace falta un cambio de discurso, porque en España tenemos atrofiado el espíritu competitivo, la responsabilidad social individual y la valorización pública de la probidad y la honradez. Nos gusta la competitividad en el deporte, pero no en la economía y sin espíritu competitivo no hay emprendedores. La actitud ante la falta de honradez es laxa".
Antes, Pizarro había definido la corrupción como el cáncer de la economía de mercado: "Quien consigue una contrata pagando una comisión impide que otro mejor que él haga ese trabajo como debería hacerse y eso lleva a la ineficacia. Al empresario, por definición, le gusta el riesgo, pero el riesgo se puede admitir sólo con respeto a las reglas".
La conferencia de este sábado impartida por Manuel Pizarro y John Müller ha sido moderada por el Delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde.
DEMOCRACIA, POPULISMO Y OPINIÓN PÚBLICA
Además, a primera hora de la mañana, el consejero de Estado, Benigno Pendás, y el sociólogo y presidente del Gabinete GAD3, Narciso Michavila, han analizado la relación entre democracia, populismo y opinión pública, en una charla moderada por el coordinador adjunto a la Presidencia del PP-Aragón y consejero de Presidencia y Justicia del Gobierno de Aragón, Roberto Bermúdez de Castro.
Pendás y Michavila han defendido el sistema electoral español como vacuna contra lo que Michavila ha definido como "curanderos de la política".
"La Ley D'Hont y el sistema de listas cerradas han tenido resultados muy favorables. A los que cuestionan el sistema de partidos y abogan por la conciencia individual del político, siempre les respondo recordando lo que es un tránsfuga", han aclarado.
Michavila también ha hablado de listas abiertas: "Discutiré sobre esta supuesta gran panacea con cualquiera que se haya detenido dos minutos a analizar el resultado de sistemas en los que se usan listas abiertas. Y España, con el Senado, es una. Las listas abiertas entrañan riesgo porque dan poder a quien tiene más dinero. Con dinero se pueden comprar espacios y notoriedad. Contra eso, está el sistema de equipos de los partidos, que se depura para que los que llegan sean los mejores".