Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manuel Valls apuesta por una Europa "fuerte y unida" y alude al riesgo que plantean los populismos

El primer ministro francés, Manuel Valls, de origen catalán, ha evitado este miércoles responder si votaría sí o no a la independencia de Cataluña, y ha optado por destacar que hace falta una UE "fuerte y unida", en un momento en que el proyecto europeo está "fragilizado" por el auge del populismo.
En una entrevista en la televisión francesa BFMTV recogida por Europa Press, Valls ha recordado que él es el jefe de Gobierno en Francia y es sobre sus asuntos sobre los que rinde cuentas, pero ha encontrado una "manera de responder", haciendo un llamamiento a prestar "atención a que Europa no se disloque", porque "el proyecto europeo está hoy fragilizado por el aumento de los populismos".
Según Valls, ese auge de los populistas se debe a que los ciudadanos piensan, "y con razón, que la UE no responde de forma suficiente y concreta a sus expectativas en materia de empleo". Por eso, ha dicho que cuando su Gobierno defiende políticas que apoyen más el crecimiento económico europeo es precisamente para responder a las expectativas de los ciudadanos.
A su juicio, el proyecto europeo "es de los más bellos que pueden existir", porque permitió la paz entre Francia y Alemania y ha permitido "a los pueblos del sur y el este de Europa, recuperar la democracia". "Y espero que la prosperidad", ha apostillado.
Por todo ello, ha reiterado su llamamiento a una "Europa fuerte y unida que se fije objetivos para responder mejor a las expectativas de los europeos".