Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manuel Valls defiende que la diversidad en España debe ser "una fuerza, no un problema"

El ministro del Interior francés, Manuel Valls, ha defendido este viernes que la diversidad en España tiene que ser "una fuerza, no un problema", y ha admitido que a los franceses les cuesta entender lo que pasa en el Estado español con comunidades como Cataluña.
En declaraciones a Catalunya Ràdio recogidas por Europa Press, no ha querido pronunciarse al preguntársele si avala la demanda de los catalanes de celebrar una consulta soberanista, y se ha limitado a destacar su lealtad al Gobierno español y a su homólogo español, Jorge Fernández Diaz: "Soy muy fiel con los ministros, el Gobierno y Fernández Diaz".
Sin embargo, ha recordado que siempre hablaron catalán en su casa, pero que fue Madrid quien acogió a su padre, el pintor Xavier Valls, tras el exilio en los años 70.
Según él, España es un país con autonomías, pueblos y culturas "fuertes", tales como Cataluña, el País Vasco y Galicia, lo que ha contrapuesto con la centralización francesa, un modelo diferente.
Pese a definirse como "totalmente francés", ha remarcado que el catalán forma parte de su persona, y que la fuerza de Francia es que un hijo de catalán y español pueda ser ministro del Interior.