Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marcelino Oreja pide que no haya "exclusiones porque sí" en la negociación para formar gobierno y reclama "generosidad"

Cree que los partidos deben pactar las ideas y ve "secundario" quién debe estar en el futuro el Gobierno: "los que sean mejores"
Marcelino Oreja, presidente de la Fundación España Constitucional --formada por cerca de cuarenta exministros de UCD, PSOE y PP--, ha asegurado en declaraciones a Europa Press que en la negociación para formar gobierno "no debe haber exclusiones porque sí". En su opinión, lo importante es pactar las ideas, ser generoso y "no pensar en lo mejor para sí mismo, sino para España". Por eso, ve "secundario" abordar quién debe formar parte del próximo Ejecutivo. En su opinión deben estar "los mejores".
Marcelino Oreja ha realizado estas afirmaciones al día siguiente de publicar un comunicado de la Fundación que preside en el que reclamaban un Gobierno de amplio respaldo con un "programa pactado, por encima de ambiciones personales, que garantice la unidad de España", la estabilidad política, el progreso económco y social y la regeneración democrática. En este texto se reclama una coalición de dos o más partidos constitucionalistas con un programa "concreto y firmado" al menos para media legislatura.
El exministro de la UCD explicó que este texto comenzó a fraguarse hace tres o cuatro semanas, durante un primer encuentro de la Fundación, seguido de varios más hasta que cuajó un texto que se cerró el una reunión celebrada el pasado lunes en el Centro de Estudios Constitucionales, cuyo presidente, Benigno Pendás, les cede las instalaciones para que puedan trabajar. "La gracia de este texto es que gente de distintos partidos y con diferentes sensibilidades nos hemos puesto de acuerdo y hemos convergido en suspuestos comunes", apuntó.
EL TEXTO COMENZO A FRAGUARSE HACE CUATRO SEMANAS
La decisión de realizar una declaración que ayude a desencallar la situación se adoptó a raíz del caríz de los acontecimientos en Cataluña y de los resultados de las elecciones generales que han dejado un panoráma "inédito", según Marcelino Oreja, en el panorama político español que "es necesario hacer frente desde la democracia".
Otras fuentes han asegurado a Europa Press que en esa primera reunión de hace casi un mes estaban, además del presidente de la Fundación, otros exministros como José Bono, Beatriz Corredor, Abel Matutes, Angel Acebes o Pío Cabanillas.
La voluntad, según Marcelino Oreja fue hacer una "propuesta de medidas necesarias que cuente con un amplio respaldo" y por ello, explicó, se ha incluído la necesidad de consolidar la recuperación económica, enviar una señal "inequívoca" a los independentistas, aprobar un nuevo sistema de financiación autonómica o abordar por consenso una reforma de la Constitución de 1978.
Sobre este último asunto, dejó claro que la Fundación no está en contra de la una reforma constitucional, más bien al contrario, y puso como ejemplo que la de EEUU ha sufrido continuas reformas. Pero también precisó que es necesario "saber para qué se quiere reformar" porque no se trata de "enterrarla" o "echarla por tierra", sino de adaptarla a los nuevos tiempos y citó como asuntos la sucesión de la Corona y el título VIII.
"NO HACER EXCLUSIONES PORQUE ALGUIEN CAIGA MEJOR O PEOR"
Marcelino Oreja insistió en la necesidad de que los grandes partidos constitucionalistas se pongan de acuerdo "por encima de las ambiciones personales" y apeló a la "generosidad" como un "factor fundamental para avanzar en política".
En su opinión tiene que haber "voluntad de concordia" y "no hacer exclusiones porque sí" o porque "un señor me caiga mejor o peor". Y puso como ejemplo el espíritu de concordia que se vivió durante la transición. "Adolfo Suárez siempre encontraba un camino para hablar con el PSOE o con el Partido Comunista", recordó.
No obstante, no cree que en el nuevo gobierno que se conforme deba estar Podemos porque, argumenta, "las ideas que lanazn no responden a los principios de la Fundación" que preside.
Pero sí dejó claro que el próximo Ejecutivo no debe ser de un sólo partido, sino que debe ser de dos o tres, con un programa pactado básico y con una "visión amplia". Aunque no quiso precisar quiénes deberían ser esos partidos.
"RENUNCIAR A ALGO PARA CONSEGUIR COSAS MAS DIGNAS"
Insistió eso sí, en que "nadie debe pensar en lo mejor para sí mismo o para su partido, sino en lo mejor para España" y "si eso implicase cambiar a alguien pues que se cambio y si no implica cambiar a nadie pues no se cambia... no entramos en detalles sobre las personas".
En su opinión, es necesario ponerse primero de acuerdo en las ideas y dejar para después los nombres y las personas. "Es secundario quienes son los que deben estar. Los que sean los mejores", exclamó.
Según Marcelino Oreja "hay que convencer a los espñoales y si la opinión pública convence a los partidos tendrán que aceptar que es necesario buscar fórmulas, que todos tienen que renunciar a algo para conseguir cosas más dignas y más hermosas".