Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marcos Peña, a punto de llorar, niega los seguimientos y los dosieres

"Rechazo este tipo de prácticas y afirmo que nunca ha sido así y que no he participado nunca en este tipo de actividades dentro o fuera de la Consejería ", ha aseverado el policía en relación a los supuestos 'dosieres' que, según "El País", habría elaborado para el consejero Francisco Granados. Peña comparece a petición de los tres grupos parlamentarios por las informaciones del periódico 'El País' que apuntan a que él podría ser el presunto jefe de la red de espionaje organizada por Granados. 
Marcos Peña fue una de las fuentes del periodista Francisco Mercado. Peña es un ex policía que presuntamente dirigía el servicio privado de espionaje de Granados. Según las declaraciones de Peña a Mercado, el grupo de inteligencia trabaja al margen de los protocolos oficiales y obtiene datos "de sus enlacen en distintas unidades de la Policía y la Guardia Civil, incluidas unidades de Asuntos Internos o lucha contra el crimen organizado". Además, Peña declaró a El País que "a Granados le venían las hostias de todas partes y tenía que saber de dónde le venían".
Ahora, el ex policía da marcha atrás en su comparecencia y  ha asegurado que nunca ha participado "en ningún seguimiento a personajes políticos ni públicos. Mi actividad se concreta exclusivamente en labores de asesoría para facilitar la toma de decisiones de los responsables de la Consejería", ha añadido el asesor, visiblemente emocionado al final de su primera intervención ante la Comisión de Investigación.
Miguel Castaño, niega los dosieres
El subdirector general de Seguridad Operativa de la Comunidad, Miguel Castaño, ha negado ser el 'Miguel' que aparece en los partes de seguimiento al vicealcalde Manuel Cobo y el ex consejero Alfredo Prada, entre otros; y que registrara ningún despacho del Campus de la Justicia, ni se llevara ningún ordenador. "Por mi nombre de pila sólo me llaman en mi casa y mi familia. En la Dirección General y en todos los sitios se me conoce como Castaño. No he conocido, ni amparado, ni visto, ni ordenado ningún parte, ni seguimiento, ni nada que se le parezca en mi Subdirección", ha aseverado.
También ha asegurado que no tuvo conocimiento del viaje a Colombia en el que fue supuestamente espiado el vicepresidente regional, Ignacio González; y ha afirmado que "nunca ha hablado con Marcos Peña", que José Manuel Pinto es "uno de los treinta y tantos o cuarenta que hace lo que el resto", y que "nunca ha trabajado" con Juan Carlos Fernández.
Maru Menéndez, portavoz de IU en la comisión, ha acusado al grupo popular de "imponer un guión" a los comparecientes para "ocultar" la verdad sobre los supuestos casos de espionaje, y de establecer "veredictos anticipados". En su opinión, las comparecencias de Peña y Castaño dejan muy claro que "existen estructuras paralelas en la Consejería".  CGS