Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El proceso por la externalización sanitaria madrileña vuelve al principio

Marea Blanca ante la sede del TSJM para protestar contra la privatización sanitariatelecinco.es

Los 50 magistrados que integran la Sala del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) que delibera sobre los recursos que afectan a la externalización sanitaria ha acordado por mayoría devolver los asuntos objeto de la convocatoria a las secciones de origen y se han anunciado votos particulares, han informado fuentes del TSJM. Durante la deliberación, una nueva 'Marea Blanca' ha permanecido frente a la sede del TSJM para pedir a los magistrados que mantengan la paralización del proceso.

En concreto, todos los asuntos se devolverán a sus secciones, entre ellas, la tercera y octava. La sección tercera acordó suspender el procedimiento a solicitud de la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (AFEM).
Esta decisión supone que se vuelve al punto de partida del procedimiento, según han destacado las mismas fuentes. En las próximas horas se conocerán los contenidos de los autos que dicte la Sala.
Mientras el Tribunal deliberaba, más de un centenar de profesionales y usuarios de la Sanidad pública madrileña se han concentrado a las puertas de la sede del TSJM para reclamar a los magistrados  que mantengan la paralización del proceso al considerar que hay suficiente argumentación jurídica para la suspensión.
La cabecera de la protesta portaba una pancarta en la que se puede leer: "Es de Justicia velar por nuestra sanidad pública", mientras que varios asistentes lucen camisetas en defensa de la sanidad.
En una carta dirigida a los magistrados, el colectivo recalca que "este plan no supone un ahorro para la Comunidad de Madrid" y precisa que, según datos facilitados por el Gobierno regional, "la privatización supone un coste adicional en el primer año de 114 millones de euros, elevándose a 190 millones de euros a partir del segundo año".