Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

En Marea pregunta al Gobierno si va a convertir el aeródromo de Rozas (Lugo) en una base de drones militares

El grupo parlamentario de Podemos, En Comú Podem y En Marea ha registrado una pregunta escrita al Gobierno en funciones en la que quiere saber si va a convertir el aeródromo de Rozas, en Lugo, en una base de drones militares, ya sean españoles, de Estados Unidos o de la OTAN.
La diputada de En Marea y dirigente de Esquerda Unida (EU-IU), Yolanda Díaz, denuncia en su pregunta la "preocupante espiral militarista" que, a su juicio, se está produciendo en Lugo a pesar de que, según asegura, el Estado siempre destacó el "carácter civil" del proyecto de drones en el aeródromo de Rozas, que se inició en marzo de 2011.
Díaz explica que desde que se puso en marcha el proyecto, se ha hecho patente la voluntad del Gobierno de que el aeródromo sirviera de base o campo de pruebas tanto de drones militares como civiles. De hecho, recuerda que allí se realizó el vuelo del Atlante, "avión no tripulado capaz de misiones tanto civiles como militares y perteneciente a EADS (hoy Airbus), consorcio europeo líder en la venta de armamento y del que fue directivo el actual ministro de Defensa en funciones".
La diputada gallega también recuerda que "el escuadrón militar de Searcher preparó las maniobras militares de la OTAN de Zaragoza en Rozas" y que a partir de entonces "se explican las operaciones ulteriores de la OTAN en Parga, zona muy cercana al aeródromo.
NO ES UN CAMPO DE TIRO O DE MANIOBRAS
De hecho, denuncia que la Alianza Atlántica ha realizado maniobras militares en el campamento militar de Parga entre el 26 y el 28 de enero de este año, unos ejercicios que "vulneran las condiciones de cesión forzosa de los terrenos que albergan la base, que delimitaban su uso a escuela de ingenieros y no como campo de tiro o para maniobras".
"La deriva militar es patente. Como las mentiras acerca del carácter civil del proyecto de drones", afirma Díaz, quien quiere saber si se van a emplear aviones no tripulados de carácter militar en el aeródromo de Rozas y si éste se va a convertir directa o indirectamente en una base de drones militares, sean de la nacionalidad que sean.
Además, la diputada de En Marea pregunta al Gobierno en funciones cuál es el coste que el programa de drones que se puso en marcha en 2011 ha supuesto para las arcas públicas y cuál es la previsión de gasto en los próximos ejercicios.
Pero también quiere saber si el Ejecutivo "se compromete a garantizar que el territorio gallego, en particular Rozas, no será empleado como campo de pruebas de operaciones de drones militares", es decir, que confirme el carácter civil que en un principio se dio al programa de aviones no tripulados en este aeródromo.