Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Margallo espera un informe detallado de la Guardia Civil sobre el último incidente con la Policía del Peñón

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, se encuentra a la espera de recibir un "informe detallado" por parte de la Guardia Civil sobre el último incidente entre este cuerpo y la Policía de Gibraltar en las aguas en torno al Peñón, cuya soberanía se disputan España y Reino Unido.
En función de esa información sobre "cómo ocurrieron los hechos", el jefe de la diplomacia española adoptará las medidas que "se estimen oportunas", ha avanzado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, en la rueda de prensa al término del Consejo de Ministros.
Poco antes, la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, había adelantado que el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación estudiada elevar una queja a Reino Unido por el incidente de ayer entre la Guardia Civil y la Policía de Gibraltar, en el que un agente resultó herido.
En declaraciones a los periodistas tras el acto de toma de mando del nuevo jefe de la Brigada de La Legión 'Rey Alfonso XIII' en la base militar de Viator (Almería), Crespo ha pedido al Gobierno de Fabian Picardo que cese en su "hostigamiento" ya que, con este tipo de acciones, solo consigue "dificultar" la "labor encomiable" de los agentes de la Guardia Civil.
Crespo ha asegurado que en esta ocasión la Policía gibraltareña fue a "estorbar" la actividad de la Guardia Civil.
El incidente ocurrió ayer en aguas de la Bahía de Algeciras, después de que la Guardia Civil interceptara un barco de recreo que transportaba tabaco de contrabando. La Policía de Gibraltar intentó evitar que la Guardia Civil sacase la embarcación de recreo de lo que Gibraltar y Reino Unido consideran aguas de soberanía británica.
La patrullera gibraltareña llegó a golpear en varias ocasiones la embarcación detenida que conducía un agente de la Guardia Civil, quien se lesionó al caer al suelo.
Los incidentes entre los dos cuerpos se suceden con asiduidad --también ocurrían con el anterior Gobierno socialista-- como consecuencia de la disputa por la soberanía de las aguas que rodean el Peñón. España sostiene, basándose en el Tratado de Utrecht de 1703, que solo cedió a la Corona británica la ciudad y el castillo de Gibraltar, junto a su puerto, defensa y fortaleza, pero no así el istmo ni las aguas circundantes.