Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Margallo ve a Rajoy "muy bien" y aconseja a Sánchez que vigile su "flanco izquierdo"

Recuerda que Largo Caballero incluyó a "los comunistas" en el Gobierno en 1936, y aprovechando los sucesos en Cataluña, "le volaron la cabeza"
El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación en funciones y cabeza de lista del PP al Congreso por Alicante, José Manuel García-Margallo, cree que "no va a ser tan claro" que Mariano Rajoy, al que ve "muy bien", sea el centro de los ataques de los otros tres aspirantes a presidir el Gobierno en el debate y considera que el candidato socialista, Pedro Sánchez, "haría bien en vigilar su flanco izquierdo", al tiempo que ha insistido en que Unidos Podemos "van a por el partido socialista".
A preguntas de los medios en el transcurso de una visita al Mercado Central de Sant Vicent del Raspeig (Alicante), García-Margallo ha insistido en que Pablo Iglesias tiene como objetivo "sustituir en las instituciones al PSOE" para desde ahí "cambiar lo que él llama la correlación de fuerzas y proceder a la revolución con la que sueña".
Para ejemplificar lo que ocurre a día de hoy, Margallo ha recordado que a Largo Caballero "le encomendaron Gobierno en septiembre de 1936, entraron los comunistas en el Gobierno, unificaron las juventudes, lo hizo Santiago Carrillo y antes de un año, en mayo, aprovechando unos sucesos en Cataluña, le volaron la cabeza".
"El PSOE haría bien en vigilar su flanco izquierdo", ha reiterado, al tiempo que ha considerado que el PP son "probablemente, más aliados objetivos" del PSOE. Además, ha afirmado que en sus 17 años como eurodiputado "colaborando todos los días con los socialistas y cuando nos poníamos de acuerdo las cosas salían".
Asimismo, ha comentado que la Constitución de 1978 salió porque "nos entendimos" y la situación de Cataluña "se enredó porque hubo un pacto del Tinell, en el que se empeñaron en modificar el estatuto sin contar con media España".
El ministro en funciones ha reconocido tener "una profunda tristeza como hombre de la transición porque lo que intentamos hacer entonces era evitar situaciones como esta: el enfrentamiento de las dos españas".
Así, ha señalado que la imagen "ahora" es "gente asaltando a los candidatos del PP o de Ciudadanos" y la de "entonces" era "Suárez, que era un falangista, saludando a Dolores Ibárruri 'La Pasionaria', que era la presidenta del Partido Comunista".
"Ese es el clima que a mi me gustaría recobrar para España. Creo que hay que entendernos, hacernos concesiones recíprocas para sacar adelante a este país", lo cual ha considerado es "más fácil" porque la economía está "más tranquila" y el Estado pertenece a la Unión Europea y a la Alianza Atlántica y "tenemos una Constitución, que se puede modificar o no".
EL PSOE DEBE DECIDIR
Interrogado sobre cómo espera que sea el debate, José Manuel García-Margallo ha esperado que cada partido haga el diagnóstico de la situación de España "en Europa y en el mundo y cuáles son las soluciones para resolver los problemas y cuáles las fórmulas para resolverlos".
A su modo de ver, ha llegado el momento de "poner encima de la mesa con claridad lo que uno quiere hacer y con quién". En ese sentido, ha opinado que "no es lo mismo" que el PSOE se incline por una coalición con partidos constitucionalistas a que "se incline por un bloque rupturista con todas las dificultades que tiene a armonizar entre ellos soluciones que son como el agua y el aceite".
Preguntado por cómo veía a Mariano Rajoy de cara al debate, ha asegurado que ha hablado este lunes con él y le ha visto "muy bien" como persona "concienzuda" y "opositor, en el sentido de preparar oposiciones. Está preparando las fichas para intentar ser los más claro y pedagógico posible".
"Explicar a los españoles con claridad lo que pretende hacer en estos cuatro años es lo que se espera de un candidato a la presidencia del Gobierno", ha continuado.
ALICANTE
Al respecto de su candidatura como número 1 por Alicante y cuestionado por la situación económica, José Manuel García-Margallo ha dicho que "hay un viento de cola" que se ha generado durante los últimos cuatro años y que ha permitido cambiar un modelo de "deuda y ladrillo" por uno basado "en la innovación y la exportación".
Así, ha indicado que "favorece a una provincia exportadora" como la alicantina, aunque ha señalado que cabe "reindustrializar" la provincia ayudando a las industrias tradiciones y a las de "la innovación". Para ello, ha reclamado un acuerdo "entre los grandes partidos" para resolver el agua porque "controlan las distintas comunidades afectadas".
"Hay que acelerar las infraestructuras, muy especialmente el Corredor Mediterráneo y la Zona Franca", a lo que ha añadido la mejora del sistema de financiación "heredado de José Luis Rodríguez Zapatero y que no se ha podido corregir", porque perjudica "a la Comunitat Valenciana y a Alicante".