Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Margallo insta a Sánchez a leer los libros de Iglesias y ver cómo planea un Gobierno paritario para remplazar al PSOE

Dice que el programa de Podemos abocaría a España al rescate y asume que lo que más ha deteriorado la posición de Rajoy ha sido la corrupción
El ministro de Asuntos Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, ha aconsejado al líder del PSOE, Pedro Sánchez, que lea los libros escritos por el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, para comprobar cómo su plan es llevar el PSOE a la irrelevancia a través de un Gobierno paritario.
Según Margallo, Iglesias dice buscar no ya el 'sorpasso', sino la 'sorpasokización', en alusión a la situación de práctica irrelevancia en la que han quedado los socialistas griegos (PASOK), más que sobrepasados por la izquierda radical de SYRIZA.
En 'Una nueva transición', según el relato de Margallo, Iglesias dice que su objetivo es ser fuerza hegemónica de la izquierda y que entrar en un Gobierno "en situación de insubordinación sería el final de Podemos", así que "tiene que ser hegemónico o al menos paritario".
Desde el Gobierno, ha proseguido, Iglesias pretende "cambiar la correlación de fuerzas de la sociedad, porque con la que hay ahora no se puede hacer la revolución que él quiere". "Leninismo puro", ha resumido, y ha emplazado al PSOE a leer La 'Historia de la Revolución rusa' de Trotsky o a recordar cómo los comunistas "se merendaron" al socialista Francisco Largo Caballero cuando les dio entrada en su Gobierno en 1936, "para saber qué les va a pasar si entran en coalición con Podemos".
Pero además, ha asegurado que en Bruselas hay preocupación por la posibilidad de que Podemos entre en el Gobierno español y se forme un frente de 'PIGS' (Portugal, Grecia, Italia y España) que intente frenar la integración económica europea.
Es más, ha asegurado que el programa económico de Podemos "hace saltar todas las alarmas" en la UE y colocaría a España en una situación en la que podrían volver a cerrarse los mercados financieros y abocarían a España al rescate.
Por todo ello, ha dicho que le cuesta entender que el PSOE pueda plantearse un Gobierno de coalición con los de Pablo Iglesias, porque tienen "tesis antitéticas" en muchas cosas y, por tanto, hay que preguntarse cuál prevalecería. No coinciden, ha dicho, ni en organización territorial, ni en modelo económico, ni en política exterior puesto que, ha dicho, Podemos está en contra de las bases americanas y de las operaciones de la coalición en Siria, Irak y Libia.
A su modo de ver, el único Gobierno posible es el de una gran coalición con PP, PSOE y Ciudadanos, porque es el único que tendría la fuerza parlamentaria para hacer las reformas que necesita España --incluida la reforma constitucional-- y para afrontar una situación internacional muy complicada.
En este sentido, ha avisado de que la economía española está aún "convaleciente" mientras se avecina en el mundo "un retroceso, una pérdida de crecimiento" que no ha llegado a calificar de recesión.
"LEGISLATURA DE TRANSICIÓN"
España, ha insistido, necesita una "coalición muy fuerte" que haga "una especie de legislatura de transición". Y ha añadido que sería "lamentable" que para formar esa gran coalición haya que llegar a que el mercado le cierre la puerta a España y haya que pedir el rescate que se evitó hace cuatro años.
A su modo de ver, o se hace esa gran coalición o se perderá el tiempo "yendo elección tras elección". De hecho, considera que la opinión del jefe del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy, de que habrá elecciones en junio, es algo que "responde a la lógica" porque el problema es que en las negociaciones actuales "se está confundiendo el método" y no se está pensando en lo que necesita España. Según ha dicho, Rajoy ya lo había comentado varias veces con sus ministros.
Margallo ha lamentado el empeño del líder socialista, Pedro Sánchez, en ser presidente del Gobierno, mientras que, a su juicio, la gran coalición debe liderarla Rajoy, que es quien ganó las elecciones. De hecho, se ha preguntado cómo terminarán las negociaciones de PSOE y Ciudadanos y ha recordado que aunque fructificasen sólo tendrían 130 escaños.
A su modo de ver, lo que más ha deteriorado la posición de Mariano Rajoy y del PP han sido los casos de corrupción, y ha reiterado su propuesta de crear un grupo de expertos, incluso internacionales, que proponga medidas.
PIDE A LAS EMBAJADAS APORTACIONES CONTRA LA CORRUPCIÓN
Es más, ha desvelado que él ha pedido a las Embajadas que le informen de qué es lo que se hace en los distintos países para combatir la corrupción y ha apostado por hacer un pacto de investidura "absolutamente transversal" en ese ámbito. "Golfos siempre va a haber pero se trata de que haya menos golfos y de que cuando haya golfería la paguen", ha dicho.
A su juicio, lo malo no es ya el daño que la corrupción le ha hecho al PP, sino el que le hace a España y a su imagen en el exterior. No obstante, no ha querido hablar del caso concreto de la operación Taula en Valencia y sólo ha recalcado que la exalcaldesa Rita Barberá "no está investigada por nada".
CRÍTICAS DE RAJOY A VENEZUELA
Por otro lado, ha dicho que "el modelo venezolano que tanto el gusta a Podemos es un compendio de desastres". "La situación se puede complicar enormemente, cuando la gente no tenga para comer van a bajar de los ranchitos a las ciudades", ha dicho.
Y aunque ha bromeado con que ya tiene "el cinturón de seguridad abrochado" a la espera de que Caracas reaccione a las últimas críticas de Rajoy, ha dejado claro que le preocupa "enormemente" la situación del país, donde puede haber un problema de abastecimiento de alimentos.