Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Margallo saluda que el TC respalde al Gobierno e impida a la Generalitat ejercer política exterior

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación en funciones, José Manuel García-Margallo, ha celebrado este jueves que la reciente sentencia del Tribunal Constitucional (TC) que levanta parcialmente la suspensión sobre el departamento de Asuntos Exteriores de la Generalitat de Cataluña recuerde que "las comunidades autónomas pueden ejercer una acción exterior en el desarrollo de las competencias" incluidas en sus estatutos, pero matice "con absoluta claridad" que comunidades como la catalana "no son sujeto de derecho internacional" como para ejercer relaciones diplomáticas.
"El problema no es el nombre", ha destacado Margallo en Madrid durante una rueda de prensa junto a su homólogo ecuatoriano, Guillaume Long, aludiendo a la decisión de TC de mantener la suspensión de la denominación de la Consellería de la Generalitat como de Asuntos Exteriores. "La política exterior corresponde al Gobierno", ha recordado el ministro, que considera la sentencia "satisfactoria".
En clave nacional, Margallo también ha valorado, durante su comparecencia ante los medios, las negociaciones para formar gobierno tras los comicios del pasado 26J, remarcando que España se enfrenta a una única disyuntiva: o el Partido Popular forma parte del próximo ejecutivo o el país está abocado a una tercera convocatoria consecutiva de elecciones generales.
Además, ha restado importancia al hecho de que el primer contacto de los populares con una formación política haya sido con Coalición Canaria, que solo tendrá una diputada en el Congreso, antes que con el PSOE. "Aquí el orden de los factores no altera el producto", sostiene Margallo.
Según el titular de Exteriores, el horizonte al que se enfrenta España, sobre el que sitúa "desafíos" como la amenaza yihadista, la situación en el Mediterráneo, las consecuencias del 'Brexit' o "la secesión a toda máquina" de Cataluña requiere de un Gobierno "con un apoyo parlamentario extraordinario" para acometer reformas, y ha calificado al PSOE como una pieza "imprescindible" para la gran coalición que proponer los populares.
"Siempre que el centro derecha, ya fuera la UCD o el PP, y el PSOE nos hemos puesto de acuerdo ha ido bien. No tenemos que inventar la rueda", ha apostillado.