Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Margallo dice que la UE quiere "poner orden" en las relaciones de los 28 con Cuba y que la Posición Común sigue en vigor

Defiende la presencia de España en las conversaciones sobre Siria porque para "un gran país" no es posible "aislamiento" ni "ensimismamiento"
El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha explicado este jueves que la UE estudiará el 20 de febrero la posibilidad de negociar un Acuerdo de Asociación con Cuba para "poner orden" en el distinto nivel de relaciones que tienen los Veintiocho con la isla y ha hecho hincapié en que la Posición Común de 1996 que condiciona cualquier avance a mejoras en los Derechos Humanos "no ha cambiado".
Es más, el ministro ha hecho hincapié en que la Posición Común estará en vigor durante todo el tiempo que dure la negociación del nuevo acuerdo y que el Gobierno español se va a "empeñar" en que ese acuerdo incluya una "cláusula democrática", para seguir condicionando los avances en la relación a los Derechos Humanos. "Veremos qué pasa cuando se firme y si es satisfactorio desde ese punto de vista", ha dicho.
En una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press, el ministro ha explicado que 17 de los 28 miembros de la UE tienen relaciones "mucho más estrechas con Cuba" y por eso se pretende "poner orden". Además, ha explicado que desde 1996 "las cosas han cambiado en América Latina" y ahora Cuba no sólo está integrada "en todos los organismos regionales" sino que está permitiendo a los cubanos salir de la isla --disidentes incluidos-- y también Estados Unidos ha cambiado su posición.
EN UCRANIA CHOCAN "DOS VISIONES"
Por otro lado, ha explicado las protestas en Ucrania aludiendo a que es un país "muy plural", con zonas geográficas "inclinadas" hacia Rusia y regiones más partidarias de acercarse a la UE. En un momento en que Moscú quiere reforzar su influencia en la región, "esas dos visiones están chocando violentamente", ha ilustrado.
Por último, ha defendido la presencia española en la conferencia de paz sobre Siria que se celebra en Suiza subrayando que España, que "ha tenido etapas de ensimismamiento y aislamiento internacional", tiene que estar "presente en el mundo" si quiere "ser un gran país" también "desde el punto de vista de la imagen exterior".
Margallo ha apuntado que el conflicto sirio es más que una guerra civil, es "una guerra internacional" en la que "están interviniendo activamente las potencias de la región" como Turquía, Arabia Saudí, Irán o Qatar. Todo ello, ha dicho, influye en el orden mundial pero también en zonas próximas a España, puesto que vinculados a la guerra siria están el "dosier nuclear iraní", el proceso de paz en Oriente Próximo y la situación de Egipto, que a su vez influye en países en transición del norte de África que son "frontera" de España.