Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Margallo considera que se deben analizar los desafíos y no "si gusta o deja de gustar" un líder para formar Gobierno

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación en funciones y cabeza de lista del PP por Alicante, José Manuel García-Margallo, ha opinado que España se enfrenta en los próximos cuatro años a "desafíos lo suficientemente graves como para no perdernos en si a un partido le gusta un líder o le deja de gustar otro".
Se ha referido así en Alicante, donde ha asistido a una reunión del PP para abordar los resultados electorales, al ser preguntado por las expectativas para la formación de gobierno ante un PSOE que anuncia que no se abstendrá y con Ciudadanos que apuesta por que Mariano Rajoy se haga a un lado.
El ministro ha afirmado que se debe "cambiar la metodología" aplicada hasta ahora y los partidos han de entender "cuáles son los problemas y desafíos" de cara los próximos cuatro años.
Entre esos desafíos, ha enumerado el terrorismo internacional, que ha golpeado en Turquía "pero puede golpear en cualquier lugar del mundo"; la negociación para la salida del Reino Unido de la Unión Europea; y, la "víspera" de la desaceleración económica mundial, que cogerá a España "infinitamente fuerte que en 2011, pero todavía en situaciones de cierta debilidad".
Además, ha agregado "lo que está ocurriendo en Cataluña" que "añade dificultades al horizonte", de modo que, a su modo de ver, se debe "buscar la fórmula para afrontar esos desafíos".
"Y para hacer las reformas que España necesita y consolidar un modelo económico basado en la exportación, la reindustrialización del país, la atención a las personas que más han sufrido la crisis, son desafíos lo suficientemente graves como para que nos perdernos en si a un partido le gusta un líder o le deja de gustar otro", ha agregado.
"Lo que hay que buscar es la fórmula para atender a los intereses de España y de los españoles. Y nuestra opinión, que no es de esta campaña sino de la anterior, es que se requeriría una conjunción de los partidos constitucionalistas, es decir de los que comulgan de los mismos principios para sentarse en una mesa analizar o reafirmar el diagnóstico y proponer soluciones que sirvan para España, que es para los que nos han elegido", ha zanjado.
En cuanto a los resultados cosechados por los 'populares' en la provincia de Alicante donde ganaron cinco diputados, uno más que en diciembre, García-Margallo se ha mostrado agradecido por "el esfuerzo" de los militantes que ha resultado "un éxito de todo el PP", que obliga a ser "muy exigentes los próximos cuatro años".