Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Margallo iniciará este sábado una visita a Cuba sin saber si le recibirá Raúl Castro

Tampoco lleva en su programa reuniones con representantes de la oposición
El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación en funciones, José Manuel García-Margallo, iniciará este sábado su segunda visita oficial a Cuba, en la que sigue siendo una incógnita si será recibido por el presidente cubano, Raúl Castro.
La agenda del ministro incluye sendos encuentros con los titulares de Asuntos Exteriores, Bruno Rodríguez, y Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, pero no incorpora reuniones con representantes de la oposición cubana, a los que García-Margallo tampoco vio en su anterior visita en noviembre de 2014.
En aquella ocasión, el ministro impartió una conferencia en la Escuela Diplomática de La Habana en la que puso en valor el ejemplo de la Transición española a la democracia e hizo un alegato en favor del pluralismo político y las libertades fundamentales que, según algunos observadores, le valió no ser recibido por Raúl Castro.
García-Margallo viaja a Cuba con el propósito de poner en valor el trabajo que la Cooperación Española desarrolla en la isla desde hace 28 años y el compromiso que las empresas españolas han demostrado con Cuba, mucho antes de que el deshielo con EEUU despertase el apetito inversor por la isla en el extranjero.
El jefe de la diplomacia quiere concretar con las autoridades cubanas cómo emplear 375 millones de euros que España ha condonado de la deuda cubana para financiar proyectos que mejoren la producción agraria en el país y reduzcan la necesidad de que Cuba importe alimentos.
La agenda del ministro arrancará en la mañana del sábado con una ofrenda floral a Luis Vicente de Velasco e Isla, el capitán de navío de la Armada española que defendió La Habana de la invasión inglesa de 1762.
A mediodía almorzará con el arzobispo de La Habana, cardenal Jaime Ortega, mediador en el proceso de deshielo entre Cuba y EEUU, así como en la excarcelación de los presos políticos en 2010.
El domingo García-Margallo visitará el buque escuela de la Armada española 'Juan Sebastián Elcano', el más emblemático de la institución, donde se forman los Guardias Marinas, pero que actúa también como apoyo a la política exterior española, recibiendo a bordo a autoridades y personalidades nacionales y extranjeras. El buque llegó a La Habana el miércoles pasado para una visita oficial de cinco días, antes de partir rumbo a Miami (EEUU).
La jornada del lunes estará dedicada a los encuentros con el canciller cubano y con el titular de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca. En esta última entrevista también participará la ministra de Fomento, Ana Pastor.
ESPAÑA, BIEN SITUADA
A pesar de que Cuba no recibe la visita de un jefe de Estado o de Gobierno español desde 1999, y que otros líderes europeos como el francés François Hollande se han apresurado a viajar a la isla ante el deshielo entre Cuba y EEUU, el ministro ha asegurado que ante una eventual apertura económica de la isla a la inversión extranjera los españoles están "bien situados" y con "oportunidades enormes".
En una reciente entrevista en la Cadena Ser, el ministro recordó que las empresas españolas han estado en Cuba "a las duras y a las maduras", que los hoteles españoles tienen el 60 por ciento de las camas en la isla y que este año las exportaciones a la isla han aumentado un 50 por ciento. "Esto no es una carrera" a ver quién viaja antes a la isla, en opinión de García-Margallo.