Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Margallo sigue recibiendo las visitas de candidatos a la Secretaría General de la ONU

Los candidatos a suceder a Ban Ki Moon al frente de la Secretaría General de la ONU siguen desfilando por España, miembro no permanente del Consejo de Seguridad.
Este lunes en Alicante, con ocasión de la celebración de la I conferencia internacional sobre diplomacia preventiva en el Mediterráneo, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, mantuvo encuentros bilaterales con tres de los candidatos.
Se entrevistó con Natalia Gherman, exministra de Asuntos Exteriores e Integración Europea de Moldavia; Irina Bokova, directora general de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y exministra de Asuntos Exteriores de Bulgaria; y António Guterres, exprimer ministro de Portugal y exalto comisionado de Naciones Unidas para los refugiados.
Hoy en la sede del departamento en Madrid el ministro ha celebrado una reunión con otra de las candidatas, Helen Clark, administradora del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y exprimera ministra de Nueva Zelanda, ha informado la Oficina de Información Diplomática.
Por primera vez en la historia de la ONU, el proceso de selección del secretario general será más transparente. Hasta la fecha eran los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad quienes realmente seleccionaban al candidato en un proceso caracterizado por su secretismo, pero en diciembre de 2014 la Asamblea General advirtió de que la elección debía guiarse por los principios de "transparencia" y "fundamentarse" en la "participación de todos los Estados miembros".
En cumplimiento de esta resolución, y de cara a sustituir a Ban Ki Moon, cuyo mandato expira el 31 de diciembre, se ha invitado a los países miembros a que presenten candidatos, quienes se someterán, y ahí radica la principal novedad, a un proceso de selección que incluye unas audiencias en las que los países miembros del Consejo de Seguridad, pero también el resto, podrán poner a prueba a los candidatos, sometiéndoles a preguntas.
EL MEJOR CANDIDATO
España se ha comprometido a favorecer las candidaturas de mujeres, según la posición que ha adoptado el Gobierno. "El objetivo es poder seleccionar al mejor candidato, preferiblemente una mujer", resumen fuentes diplomáticas.
Pero el Gobierno también se ha comprometido a "promover una distribución geográfica equitativa", lo que equivale a decir que se valorará el hecho de que el candidato proceda de Europa Oriental, el único de los cinco grupos regionales en que se divide la ONU que no ha tenido todavía un secretario general procedente de su misma área geográfica. Dicho de otro modo, el aspirante que no sea de Europa Occidental partirá en desventaja.
Este es el caso por ejemplo de Guterres o de la canciller argentina, Susana Malcorra, cuya candidatura España ve "con toda simpatía", según ha dicho este mismo martes García-Margallo.