Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Margarita Robles pide una reforma del CGPJ: "La Justicia no está politizada; lo está su órgano de gobierno"

Catalá la elogia por ser una "voz autorizada" y reconoce que "todavía hoy falta un gran proyecto de reforma y transformación" de la Justicia
La magistrada del Tribunal Supremo Margarita Robles ha impartido este miércoles una conferencia en el Ateneo de Madrid, que ha contado con la presentación del ministro de Justicia, Rafael Catalá, en la que ha pedido una reforma del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). "La Justicia no está politizada; lo está su órgano de gobierno", ha sostenido.
Margarita Robles ha cuestionado el último diseño del CGPJ por el excesivo "presidencialismo" de su presidente, Carlos Lesmes, algo que en su opinión es contrario al espíritu de la Constitución. La magistrada, exvocal del Poder Judicial, ha rechazado la supresión de este órgano, pero al mismo tiempo ha pedido que vuelva a ser un "verdadero consejo colegiado" para que responda a su papel vigilante en la separación de poderes.
Entre los déficit que detecta en el actual sistema, Robles también ha citado al Tribunal Constitucional, que está pendiente de resolver, entre otras cuestiones, sobre la última reforma del CGPJ. "El Constitucional tiene un gran papel pero muchas veces llega tarde a la hora de dar respuesta", ha reflexionado.
No obstante, la magistrada se ha mostrado comprensiva por la lentitud de la Justicia. "Prefiero que sea lenta antes que sin garantías", ha defendido Robles, que ha reconocido que los "juicios paralelos pueden condicionar" las decisiones de los tribunales. "Ese riesgo existe", ha apostillado.
En su conferencia, titulada 'Qué se ha hecho de la Justicia y qué se puede hacer', Robles ha abogado por abordar en la próxima legislatura una reducción del número de aforamientos, la restricción de los indultos y la "potenciación" del turno de oficio y de la justicia gratuita. También ha rendido homenaje a los jueces que ejercieron en la Transición, incluyendo a las asociaciones, y al papel de la mujer, "que todavía no ha llegado a completarse", dentro de este sector.
Margarita Robles ha lamentado que la Justicia sea "siempre la gran olvidada" y ha pedido que, en el futuro, existan otros ministros, como es el caso de Rafael Catalá, que "antepongan el interés general" para servir a los ciudadanos. "Las personas del mundo de la Justicia le agradecemos el esfuerzo", ha reconocido la magistrada, que ha citado la derogación de parte de las decisiones de su antecesor, Alberto Ruiz-Gallardón, en propuestas como la ley de tasas.
MÁS RECURSOS
Catalá ha reconocido en Margarita Robles a "una de las voces más autorizadas" en materia judicial, una "esgrimista" con la que comparte la "pasión por el servicio público y el cumplimiento de la ley", a pesar de su discrepancia sobre el legado del ministro Gallardón o sobre el papel de Carlos Lesmes al frente del CGPJ.
Con todo, Catalá se ha referido a tres puntos de encuentro con el discurso de Margarita Robles en lo tocante a que la Justicia en el futuro tiene que estar reglada desde el consenso, tiene que contar con mayor dotación de recursos y se debe preservar la seguridad jurídica.
"Con estas tres piezas siempre acertaremos", ha sostenido el ministro en funciones, quien ha añadido que "todavía hoy falta un gran proyecto de reforma y transformación". "Desde el diálogo de los discrepantes encontraremos las mejores propuestas de futuro", ha enfatizado.