Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mariano Rajoy: "Algunos estarán de los nervios"

Mariano Rajoy ha conocido la noticia del archivo de la causa contra Francisco Camps cuando se dirigía a la Junta Directiva del Partido Popular de Galicia. Desde Santiago de Compostela, el presidente del PP ha anunciado que su partido no se quedará de brazos cruzados. "Algo tendremos que hacer -ha dicho- porque llevamos seis meses de juicios paralelos". Desde el Gobierno ha sido el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, el único que ha hablado acerca del sobreseimiento del caso. Se ha limitado a mostrar "respeto y acatamiento, lo mismo que ante cualquier otra resolución judicial". 
El líder de la oposición ha asegurado que quien hoy tiene que hablar es "la inquisición que hemos vivido durante medio año. Ha ganado la Justicia, el sentido común y los vendedores de tila, porque algunos estarán de los nervios".
Mariano Rajoy ha estas afirmaciones tras conocer que el Tribunal Superior de Justicia de Valencia ha estimado los recursos presentados por los imputados en la ramificación valenciana del "caso Gürtel", entre ellos el president de la Generalitat, Francisco Camps, y ha ordenado el sobreseimiento libre de la causa abierta por un supuesto delito de cohecho.
Interrumpido unos minutos por los aplausos de los dirigentes del PP de Galicia, entre ellos su presidente y titular de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, Rajoy ha felicitado al presidente valenciano por esta decisión del tribunal valenciano.
"Ante el futuro algo tenemos que hacer y algo vamos a plantear, porque han sido seis meses de juicios paralelos", que son rechazados, ha dicho, tanto por el Consejo General del Poder judicial como el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos".
A juicio de Rajoy, la sanción que han recibido las personas inicialmente imputadas "es mucho mayor que la que hubieran recibido si simplemente hubieran sido condenadas".
En cualquier caso, el líder popular ha dicho estar "muy contento" y satisfecho. Ha insistido en que su partido "sabe sobreponerse a las dificultades, seguirá haciéndolo en el futuro, y estamos aquí para presentar un mejor proyecto para los españoles y ganar las elecciones".  
Francisco Camps de momento ha evitado hacer declaraciones respecto a la decisión judicial. El vicepresidente de su Gobierno, Vicente Rambla, sí ha destacado que con la decisión del Tribunal hace justicia "con un hombre honrado". Además, ha expresado la satisfacción del Ejecutivo regional por la decisión y ha afirmado que se hace justicia "ante lo que siempre hemos creído que era un montaje del Gobierno socialista contra Camps y la institución que representa".
Quien sí se ha pronunciado ha sido Ricardo Costa, mano derecha de Camps también imputado. El secretario general del PPCV ha señalado que el de hoy "no es un día de reproches" sino "de respeto, de agradecimiento y de reconocimiento de que, al final, la Justicia siempre sale adelante".
Costa ha señalado que el auto "es lo que venía defendiendo el PP desde hace meses".
La oposición
Desde el Ejecutivo ha sido el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, el único que se ha pronunciado sobre la decisión judicial. Pero tampoco ha dicho demasiado. Se ha limitado a pedir "respeto y acatamiento, lo mismo que ante cualquier otra resolución judicial"
Sin embargo, el PSOE sí ha mostrado su desacuerdo con la decisión del Tribunal y ha exigido al presidente valenciano que explique "por qué ha mentido" al negar haber recibido regalos, algo que el Tribunal "asume".
En un comunicado, el secretario de Política Municipal del PSOE, Antonio Hernando, recuerda además que la resolución con la que el TSJCV ha archivado la ramificación valenciana del caso Gürtel es recurrible, por lo que "no es la decisión definitiva".
De hecho, el PSPV-PSOE ya ha dicho que presentará un recurso de casación ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo contra el auto del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana. En rueda de prensa, Alarte ha señalado que el PSPV, que ejercía la acusación popular en la causa abierta contra, entre otros cargos de la Generalitat y del PPCV, del jefe del Consell, Francisco Camps, "acata y respeta el auto y la actuación de los magistrados, aunque no lo comparte".
Según el secretario general de los socialistas valencianos, Jorge Alarte, el auto realiza una valoración jurídica de los hechos investigados por los que se abrió la causa pero no los "cuestiona", lo que en su opinión "demuestra" que Camps "ha mentido a Les Corts y a los valencianos", por lo que le ha exigido que asuma "responsabilidades políticas".
Pobables "incongruencias"
El presidente de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo (TS), Gonzalo Moliner Tamborero, ha afirmado que, con la división de la investigación del "caso Gürtel" en varios tribunales, "probablemente haya incongruencias y vaya a llegar incluso al Tribunal Constitucional".
Así se ha manifestado Moliner, tras intervenir en uno de los cursos de verano de la Universidad Complutense en El Escorial, al conocer el archivo por parte del Tribunal Superior de Justicia de Valencia.