Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mariano Rajoy pide que no paguen justos por pecadores y exige que llegue el crédito

El presidente del PP, Mariano Rajoy, saluda a varias mujeres en una cafetería de la localidad coruñesa de Rianxo, antes de participar en varios actos preelectorales de su partido. EFEtelecinco.es
El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha asegurado hoy que en el caso de la falta de crédito para las empresas "pagan justos por pecadores, unos pagan los excesos de otros", señaló, por lo que recordó que el Gobierno tiene que gobernar y exigir que llegue el crédito.
Rajoy explicó durante una visita a la comarca da Barbanza (A Coruña) para celebrar distintos actos preelectorales de su partido que "no vale que Zapatero arremeta contra todo el mundo", sino que tiene que gobernar y "no estar peleado con todo el mundo".
"No se puede estar así mucho tiempo", continuó el líder del PP quien consideró que el ministro de Economía y vicepresidente del Gobierno, Pedro Solbes, está "desaparecido y superado" y el jefe del Ejecutivo "sólo da palos de ciego".
Para el presidente del PP, en el gran tema nacional, en referencia a la crisis financiera, el problema más importante es la ausencia de crédito y el segundo, la morosidad, también de las administraciones, por lo que recordó su propuesta de que los ayuntamientos reciban una línea de crédito de 5.000 millones de euros para pagar a las pequeñas y a las medianas empresas.
"Ya tendría gracia que empresas tuvieran que cerrar porque las Administraciones no les pagan", dijo.
Según Rajoy, si el Gobierno con el apoyo del PP ha avalado a los bancos ahora tiene que pedirles que hagan un esfuerzo. "Ha habido excesos, pero también hay gente honorable, la mayoría, que ven como no reciben ni un solo euro".
El presidente del PP recordó el caso de la frustrada venta de Repsol a una compañía rusa, en la que una empresa pidió 5.000 millones de euros "y ahora tiene problemas. Pues que los resuelvan", concluyó.
Para Rajoy, la mayoría de la gente trabaja de forma honrada, por lo que no deberían de pagar justos por pecadores, y emplazó al Gobierno a que trabaje y que gobierne para resolver el problema de la falta de crédito a las empresas. "Le exijo que lo resuelva", dijo.