Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy ofrece al PSOE un gobierno reformista, sin descartar cambios constitucionales

Mariano Rajoy hace balance tras el último consejo de ministros del añotelecinco.es

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha pedido al PSOE y a Ciudadanos su apoyo para liderar un Gobierno que haga "algunas de las grandes reformas que necesita España y que quedarían para mucho tiempo", incluso acometer una reforma constitucional.

"Yo no tengo ninguna línea roja", ha llegado a decir, en una entrevista en la Cadena Cope, aparte de la soberanía nacional y la igualdad de los españoles, a las que, ha recalcado, tampoco renunciará el PSOE.
Rajoy ha llamado a "hacer de la necesidad virtud" y ha subrayado que con un Gobierno que contase con el apoyo de más de 200 diputados se daría un mensaje de credibilidad y "tranquilidad" a los mercados y además se podrían hacer "grandes reformas que se consideren necesarias" y "para muchos años", incluso una reforma constitucional.
De hecho, ha dado a entender que es con PSOE y con Ciudadanos con quien podría pactar una reforma constitucional, pero no con otros partidos: "Con 300 diputados se podría hacer otra reforma totalmente distinta, que muchos no podríamos apoyar", ha dicho.
No obstante, no ha desvelado qué le ofrecerá al líder socialista, Pedro Sánchez , cuando vuelva a reunirse con él para intentar recabar su apoyo para ser investido. Eso sí, ha dejado claro que ese Gobierno debería estar presidido por el PP, puesto que ganó las elecciones y en concreto por él mismo, que fue el candidato que se presentó.
También ha asegurado que, tenga o no asegurados los apoyos, se presentará a la investidura si así se lo encarga el Rey, porque es su "obligación" y porque es como funcionan las instituciones democráticas, aunque ahora "algunos" crean que se puede hacer "cualquier cosa".