Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marimar Blanco pide unidad a las víctimas, porque el enemigo común es ETA y no el Gobierno Rajoy

La presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, María del Mar Blanco, ha reclamado este viernes unidad a las víctimas de ETA, y ha subrayado que "el único enemigo común" es la banda terrorista y no el Gobierno que preside Mariano Rajoy.
En su intervención en la convención del PP catalán en Barcelona, ha respondido así a los desencuentros que de los últimos días, que este jueves se evidenciaron en el homenaje a Gregorio Ordoñez, en el que su hermana Consuelo Ordóñez acusó al Ejecutivo central de no escuchar a las víctimas y de despreciarlas.
"Cuando hemos ido unidos hemos sido más fuertes y más hemos podido avanzar", ha argumentado Blanco, que ha lamentado que las organizaciones caigan en la división porque eso solo beneficia a los terroristas.
La hermana de Miguel Ángel Blanco ha defendido que en el homenaje de este jueves en la tumba de Ordóñez "quedó claro que para el PP no hay una persona que sea un gran referente sino que todas las víctimas del terrorismo representan un gran referente para ellos".
Ha negado que esté vendida al PP, y ha defendido que si apoya la política antiterrorista del Gobierno central y de los populares es porque hasta ahora no "utiliza otras vías o atajos antidemocráticos" y preserva la memoria de las víctimas.
ILEGALIZAR LA IZQUIERDA ABERTZALE
Blanco ha explicado que está siendo "muy doloroso" para las víctimas ver salir a los terroristas de las cárceles tras la anulación de la 'doctrina Parot', y ha llamado a combatir la batalla del lenguaje e impedir que se hable de 'víctimas evitables' y no de victimas de terrorismo.
"Si pudimos acabar con ellos cuando utilizaban las bombas, vamos a acabar con ellos aunque utilicen las palabras", ha añadido, y ha asegurado que su deseo es que los terroristas sean detenidos y encarcelados para cumplir la máxima condena legal.
Blanco ha reclamado que los legisladores deberían tener mucha más firmeza contra Sortu, Bildu y Amaiur, y, aunque ha deseado que se pudieran ilegalizar este mismo viernes por la tarde, ha defendido la necesidad de "llenar el saco de pruebas" antes de llevarlo a la Justicia para que la decisión judicial no deje lugar a dudas.