Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El boicot universitario a Felipe González enfrenta a PSOE y Podemos

Hay voces en el PSOE que ven una relación causa-efecto entre los abucheos contra Felipe González, donde le nombraban como "responsable político del terrorismo de Estado de los GAL" y la declaración de Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados el 2 de marzo, donde se refería a él como "el que tiene el pasado manchado de cal viva". Lo dice no una voz cualquiera, sino el portavoz oficial de la gestora socialista, Mario Jiménez: "Un político irresponsable señala a alguien, hace unas acusaciones y una serie de violentos reproducen esas acusaciones de manera violenta". No obstante, no es una opinión que compartan todos sus compañeros. "No creo que obedezcan a nada de ningún partido político democrático y yo con Podemos tengo la mejor de las miradas como comportamiento democrático de su organización política", afirmaba Madina. Podemos, en voz de Monedero, asegura que "necesitan buscar culpables" e ironiza: "qué bueno es echarle la culpa a Pablo Iglesias". Defienden el derecho de todos a hablar: "la universidad es un espacio para el debate y para la confrontación de ideas", subraya Bescansa. Por su parte, PP y Ciudadanos condenaron los hechos sin matices, sin vacilar para defender al expresidente. "Me parece completamente intolerable", manifestó Cifuentes al tiempo en que Albert Rivera trasladó todo su "apoyo a los demócratas, que son aquellos que respetan a los demás".