Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez preguntó a Marjaliza si viajó con el Rey en el barco que compartía con Granados y López Madrid

En las cuentas del yate López Madrid firmaba como "JLM", las mismas siglas que sirvieron para vincularle con los pagos al PP de Madrid
El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco preguntó al presunto conseguidor de la trama Púnica, David Marjaliza, si viajó con el rey Felipe VI en el barco de recreo que compartía con el cabecilla de la red Francisco Granados y el empresario Javier López Madrid, quien era amigo personal del monarca.
El magistrado le realizó la pregunta en el marco de las más de 13 horas de declaración de Marjaliza a las que ha tenido acceso Europa Press. Concretamente en el tramo en el que daba explicaciones en torno a un yate de recreo que pagaban entre él, Granados y López Madrid a cambio de disfrutar de él todo el año.
La embarcación era propiedad de López de Madrid y en un momento de las explicaciones de Marjaliza el magistrado preguntó: "Una cuestión que he oído por ahí ¿es verdad que viajaron con el actual Rey (Felipe VI) en ese barco? ¿o no lo quiere usted contestar?". "Yo no", responde Marjaliza.
Acto seguido, el juez insistió en su curiosidad: "¿No le suena eso? porque lo he leído por ahí". "No, pero yo no", reitera Marjaliza, quien, tras unas palabras que son ininteligibles en el audio que ha trascendido de su declaración, apunta a que López Madrid "es una persona muy influyente".
Según contó, López Madrid les dijo que él y sus dos hermanos querían vender el barco. Marjaliza y Granados le propusieron compartirlo en caso de que no lograse venderlo. De ese modo acabaron pagando 50.000 euros al año cada uno para sufragar los gastos que generaban las seis semanas que le correspondía a cada uno.
Marjaliza relató en su declaración que él se encargaba de pagar la parte de Granados y luego el ex dirigente del PP madrileño se lo abonaba en metálico. Preguntado por una de las fiscales si sospechó de que ese dinero que le daba su socio en billetes procedía del cobro de comisiones Marjaliza contestó: "si no lo pagó por transferencia... es obvio".
Niega que fuese una compra encubierta del barco o que Granados no le pagase el dinero. "Me devolvía hasta el último céntimo, yo tuve broncas con él por eso", explicó en la Audiencia Nacional. La relación en torno al barco que compartieron al menos hasta 2014 también le granjeó enfrentamientos con López Madrid ya que, según admitió Marjaliza, no pudo seguir pagando su parte. "Javier se enfadaba mucho porque no pagaba", declaró.
En otro momento del interrogatorio le mostraron a Marjaliza un documento en el que se deduce que se hace referencia a los pagos relacionados con el barco. En ellos figuran las iniciales "DM 1" y "DM 2", ambas correspondientes a David Marjaliza, quien asumía sus pagos y los de Granados bajo esa denominación. Granados no quería figurar en esas cuentas, según cree Marjaliza, "porque era mucho dinero y era un hombre público, entonces no se vería bien gastarse 50.000 euros para irse seis fines de semana".
Por su parte, las iniciales correspondientes a López Madrid eran "JLM", según confirmó Marjaliza. Esas mismas iniciales son las que figuraban en los manuscritos que le fueron incautados a Granados y que el propio Marjaliza también identificó ante la UCO de la Guardia Civil como Javier López Madrid. Eso sirvió para que el Instituto Armado acusase al empresario de realizar pagos al PP de Madrid por lo que fue citado a declarar y se registró su despacho.