Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marlaska interrogará próximamente a la séptima detenida por el plan de fuga de ETA

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande Marlaska llamará a declarar en los próximos días a Juana Orta, detenida en Huelva el pasado sábado y puesta en libertad después, por su presunta vinculación con un plan de fuga de ETA para facilitar la huida de la cárcel de Huelva de Jorge García Sertutxa. EFE/Archivotelecinco.es
El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande Marlaska llamará a declarar en los próximos días a Juana Orta, detenida en Huelva el pasado sábado y puesta en libertad después, por su presunta vinculación con un plan de fuga de ETA para facilitar la huida de la cárcel de Huelva de Jorge García Sertutxa.
Así lo han confirmado fuentes jurídicas, que no han podido precisar la fecha en la que comparecerá ante el juez Orta, que fue uno de los siete arrestados en Huelva el pasado sábado por la Guardia Civil y a la que se le acusa de alojar en su casa de la barriada de El Rocío de la capital onubense a la novia de García Sertutxa, cuando ésta se desplazaba para visitarle en la prisión.
Los otros seis detenidos comparecieron el pasado martes ante Marlaska, que decretó el ingreso en prisión del etarra García Sertutxa y del abogado Iñako Goyoaga e impuso una fianza de 60.000 euros a la pareja del primero, Ana Paz Cisnos.
Además, el juez dejó en libertad a Igor Solana Matarranz y Arkaitz Goikoetxea por esta causa, aunque actualmente ambos se encuentran presos en las cárceles de Picassent (Valencia) y Valdemoro (Madrid), respectivamente, y a Inge Urrutia, novia del etarra Asier Borrero, que está huido desde la caída del "comando Vizcaya" en julio de 2008.
En su auto, Marlaska destaca que el plan de fuga de ETA para sacar de la cárcel a García Sertutxa en 2007 se pospuso hasta 2008, fecha en la que quedó frustrado tras la desarticulación del 'comando Vizcaya' el 22 de julio de ese año, y no menciona posteriores intentos por parte de la banda para materializar la huida.