Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maroto (PP) insiste en una purga contra los corruptos para recuperar la confianza de la gente "por la vía de los hechos"

El vicesecretario Sectorial del PP, Javier Maroto, ha insistido en reclamar a su partido "una purga, caiga quien caiga", contra la corrupción para así "ser creíbles" y recuperar la confianza de los ciudadanos "por la vía de los hechos".
El dirigente 'popular' ha insistido en un término, "purga", que no gustó a otros cargos de su partido, considera que la corrupción es una de las cosas que más factura han pasado al PP desde el punto de vista electoral. Por eso, ha llamado a combatir esta lacra "de forma brutal, definitiva y contundente".
"Caiga quien caiga", ha añadido, significa que "quien la hace la tiene que pagar", con "proporcionalidad para no tomar medidas injustas" ni ser "Torquemada" pero sin "paños calientes".
Maroto ha afirmado que a veces le preguntan por casos y por nombres que ni siquiera conoce y ha añadido: "Toda esa gente no me representa y yo no la represento". Preguntado entonces si en "toda esa gente" incluía a la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá se ha limitado a afirmar que "no hace falta dar nombres".
El exalcalde de Vitoria ha hecho este llamamiento, en declaraciones a la Cadena Ser, recogidas por Europa Press, preguntado sobre qué mensajes le llegan de las bases del partido y si ha detectado debate sobre el liderazgo de Rajoy.
Según ha dicho, las bases piden medidas "muchísimo más contundentes" contra la corrupción. En cambio, sobre lo segundo, ha dejado claro que él no ha oído que nadie apoye a Rajoy por una especie de compasión, y más bien ha subrayado que "uno está o no está". "Estás por convicción, pero no por compasión", ha remachado.
Por otro lado, ha subrayado que los detenidos por una presunta trama de corrupción en Getafe (Madrid) en los años en los que gobernaba el PP eran personal técnico, pero ha dejado claro que si hubiera políticos pediría contundencia.
En una entrevista en la Cadena Ser, recogida por Europa Press, ha afirmado que, aunque el ex alcalde sea ahora senador y como tal esté aforado, sus concejales no lo son "y si hubiera sospechas empezarían por el de urbanismo".