Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maroto acusa a Sánchez de engañar y dice que permitir su Gobierno sería "humillar" a los votantes del PP

El vicesecretario Sectorial del PP, Javier Maroto, ha acusado este miércoles al líder del PSOE, Pedro Sánchez, de "faltar a la verdad" porque su plan de formar gobierno está "abocado al fracaso" y ha afirmado que si el PP facilitase su investidura estaría "humillando" a sus siete millones de votantes.
Para Maroto "si es verdad que Sánchez va a respetar las líneas rojas que él mismo se ha puesto y que le ha puesto su partido", no aceptar la abstención de los independentistas", y es cierto que Podemos y Ciudadanos son incompatibles, como dicen sus líderes, Sánchez "no tiene ninguna opción de sumar".
Y, aun sin decirlo expresamente, ha dejado claro que el PP no va a facilitar ese gobierno, porque "va a tratar de respetar a sus propios votantes" y por tanto es razonable que intente formar Gobierno.
En este sentido, ha advertido de que si a Sánchez le pareció una "humillación a sus votantes" que Podemos, con menos votos que el PSOE, le reclamase la vicepresidencia, lo mismo vale para los votantes del PP, que están viendo cómo el PSOE, con menos votos, quiere quitarle la presidencia.
Maroto no ha precisado cuándo hablará el PP con otras fuerzas políticas ni si él formará parte del equipo negociador, aunque ha admitido que él tiene experiencia en ese campo de cuando era alcalde de Vitoria.
El dirigente 'popular' ha avisado de que España no necesita un Gobierno que sólo pueda sumar el primer día pero luego no pueda gobernar, y ha dicho temer que Sánchez sea elegido "engañando a algunos y haciendo que el resultado sea una pura carambola" pero luego no pueda hacer ninguna reforma.
Maroto ha afeado al PSOE su rechazo a permitir un Gobierno del PP y ha calificado esa posición como "de bloqueo" y contraria a los intereses del PSOE y de España. El PP, ha dicho, sigue convencido de que "la única opción y la buena opción" es ese gobierno de amplia base. Según ha dicho, el PP va a estar "sentado a la mesa siempre".
Eso sí, no ha querido aventurar qué consecuencias puede tener para el PP y para su presidente, Mariano Rajoy, el hecho de que pueda terminar gobernando el PSOE. "Primero la gente de la calle y luego la del partido", ha zanjado.
A su juicio, 40 días después de las elecciones las familias deben pensar que los políticos están "en la guardería" y son incapaces de buscar alternativas de sentido común para dar estabilidad. Maroto ha recordado que él votó, como diputado vasco, al socialista Patxi López como 'lehendakari' "por razones de Estado" y le ha pedido a Sánchez que piense en su país más que en su propia "silla".