Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maroto defiende que la vía penal fracasó en el 'caso San Antonio' e insiste en que recurrirá la sanción

El ex alcalde de Vitoria y actual vicesecretario de Sectorial del PP, Javier Maroto, ha insistido en que recurrirá la sanción del Tribunal de Cuentas por el llamado 'caso San Antonio' y ha defendido que el asunto fracasó en la vía penal porque la denuncia presentada no fue admitida a trámite.
Maroto ha comparecido en rueda de prensa tras el Comité de Dirección del PP en Madrid, en la que ha sido preguntado por este asunto y si afectará a su inclusión en las listas del PP para las próximas elecciones generales, puesto que fue número 2 por Álava en las de diciembre.
El dirigente 'popular' no ha respondido a este asunto concreto; ha insistido en que el caso no prosperó por la vía penal, cuando fue denunciado, y ha asegurado que no comparte la sanción que ha impuesto ahora el Tribunal de Cuentas, sanción que recurrirá.
Maroto ha sido condenado junto al ministro de Sanidad en funciones, Alfonso Alonso, y al resto del equipo del Gobierno del Ayuntamiento de Vitoria en 2007, por causar un perjuicio económico de 393.000 euros a las arcas públicas, al firmar un contrato público para el alquiler de unas oficinas con un empresario a un precio considerado muy superior al de mercado.
EL PSE Y BILDU
En su comparecencia, Maroto ha aprovechado para cargar contra la posibilidad de que el PSE entre a formar parte del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Vitoria, encabezado por el PNV.
Ha asegurado que "sin Bildu no hay gobierno en Vitoria" y ha advertido al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que si los socialistas vascos entran en el gobierno de la ciudad habrá "faltado a la verdad" ante los vitorianos.
"Prometió que no mezclaría sus votos con los de Bildu. La prueba del algodón se llama Vitoria, donde los votos de Bildu son esenciales", ha dicho Javier Maroto.