Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marruecos se siente "víctima" de Haidar

La prensa marroquí no perdona a Haidar. Ni mucho menos. La voz del Gobierno árabe queda reflejada a través de sus medios de prensa, que han expresado sus "dudas" de que Aminatou Haidar "esté observando realmente una huelga de hambre". Para la mayoría de los medios de comunicación de Marruecos, la activista saharaui no sería más que una "marioneta de Argelia y del Polisario", decidida a atizar las tensiones en la región y complicar los "esfuerzos" de la comunidad internacional para solucionar el conflicto "artificial" del Sáhara Occidental. 
Tensiones
No obstante, el caso Haidar sigue siendo motivo de reunión entre los Ejecutivos español y marroquí. Mientras el vicepresidente del Gobierno Manuel Chaves ha pedido a Marruecos que permita la vuelta de la activista, el ministro de Justicia marroquí se ha negado a todo tipo de colaboración en este sentido; es más, para el representante gubernamental, tanto Marruecos como España, serían "víctimas" de una activista poco menos que "provocadora".
La simpatía con la causa de Haidar sigue creciendo, y la Plataforma de Apoyo a la activista ha pedido más decisión al Gobierno español para que "no se arrodille ante Marruecos". Asimismo, en diversas partes del territorio nacional se están convocando concentraciones de protesta ante un problema, el de Haidar y, de fondo, el del Sahara occidental, que suscita un enorme interés por parte de la opinión pública española.
Por su parte, la activista Saharaui se mantiene en sus trece, en lo que supone el vigésimo cuarto día de su huelga de hambre y tiene la intención de dar una rueda de prensa, que podría postergarse por su débil estado de salud.