Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El exconsejero Martín Soler niega su participación en el sistema de ayudas investigado en el caso ERE

El exconsejero de Innovación de la Junta de Andalucía Martín Soler ha declarado este lunes como investigado ante el juez Álvaro Martín y ha negado cualquier conocimiento o participación en el sistema de ayudas investigado en el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos.
En declaraciones a los periodistas, el abogado de Martín Soler, Alfonso Martínez del Hoyo, ha querido dejar claro que, tras acogerse en un primer momento a su derecho constitucional a no declarar ante la juez Mercedes Alaya, fue su patrocinado quien pidió comparecer de manera voluntaria ante el juez Álvaro Martín dentro de la pieza separada del procedimiento específico por el que se concedieron las ayudas.
De este modo, el exconsejero se ha puesto a disposición de todas las partes para "aclarar" cualquier cuestión en relación a este caso, ha explicado el letrado, que ha asegurado que en su declaración "se ha puesto de manifiesto la posición absolutamente tangencial y fuera de todo conocimiento y participación" que tuvo dado su corto periodo de tiempo como consejero entre los años 2009 y 2010.
Según ha resaltado el abogado, su época de consejero de Innovación coincidió con un "cambio" en el sistema, ya que se pasó de las transferencias de financiación a la encomienda de gestión a través de un proceso "de mejora y perfeccionamiento" llevado a cabo entre la agencia IDEA, la Consejería de Empleo y la Intervención General de la Junta.
LA ENCOMIENDA DE GESTIÓN
Martínez del Hoyo, que ha indicado que la encomienda de gestión "es una herramienta presupuestaria ideal y correcta", ha incidido en que Martín Soler, durante su mandato como consejero, "no tuvo conocimiento" del sistema de ayudas investigado, ya que conoció el mismo "mucho más tarde", en concreto con motivo de su intervención en la comisión de investigación creada en el Parlamento andaluz y "ahora" con su defensa en el caso.
"Martín Soler llega a la Consejería y nadie le informa de que haya este tipo de ayudas", ha subrayado el letrado del exconsejero, que ha indicado que, en su comparecencia judicial, únicamente le han formulado preguntas la Fiscalía Anticorrupción y su propia defensa.
Este mismo lunes, el juez instructor ha citado también a declarar como investigados al ex secretario general técnico de la Consejería de Empleo Javier Aguado y al ex director general de la agencia IDEA Miguel Ángel Serrano.
Cabe recordar que, en un auto dictado el 17 de noviembre de 2015, la juez María Núñez Bolaños acordó incoar diligencias previas para continuar la instrucción de forma separada del procedimiento específico por el que se concedieron las ayudas e incluyó dentro de esta pieza separada a 51 ex altos cargos de la Junta.
LA PIEZA SEPARADA DEL PROCEDIMIENTO ESPECÍFICO
En el auto se señala que, de los hechos reseñados, pudieran ser penalmente responsables 51 personas, entre las que se encuentran todos los que fueron aforados en el Tribunal Supremo y el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), como son los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán y los exconsejeros José Antonio Viera, Carmen Martínez Aguayo, Manuel Recio, Francisco Vallejo, Antonio Ávila y Gaspar Zarrías.
La juez abrió diligencias previas para continuar la instrucción de forma separada por "la posible existencia de un delito continuado de prevaricación", por hechos relativos a la participación "activa y consciente" de estas 51 personas en el diseño y puesta en marcha del denominado procedimiento específico.
Dentro de esta pieza separada, la magistrada incluye también a los exconsejeros Antonio Fernández y Magdalena Álvarez, a varios exviceconsejeros y exresponsables del IFA/IDEA, a los que fueran miembros del Consejo Rector, y al que fue responsable de los servicios jurídicos de la Junta, Francisco del Río.