Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Martínez-Maíllo dice que un acuerdo PSOE-C's "ni sirve ni suma" y sólo apoyarán un gobierno del PP y Rajoy

"Ningún linchamiento mediático ni ninguna acusación genérica es suficiente para machacar o enjuiciar a nadie antes de tiempo", señala
El vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez-Maíllo, ha asegurado este viernes que un eventual acuerdo de gobierno entre PSOE y Ciudadanos "no tiene sentido sin el PP" porque, aunque se produzca, "no sirve ni suma para conseguir un estable", al tiempo que ha incidido en que los 'populares' sólo apoyarán "un gobierno del PP y de Mariano Rajoy".
Así se ha manifestado durante su intervención en la Junta Directiva Regional del PPCV, donde ha acusado al PSOE de "obstaculizar" la posibilidad de formar un gobierno "estable y moderado" entre PP, PSOE y Ciudadanos, para después pedirles a los 'populares' que hagan un esfuerzo y faciliten un gobierno PSOE-C's. "Por ahí no vamos a pasar", ha advertido.
"No hacemos otra cosa que reivindicar nuestro triunfo electoral", ha dicho el dirigente, que ha lamentado que lo que se les está diciendo es, básicamente, que renuncien a esos resultados en las elecciones. No obstante, ha dicho que "ante el fracaso futuro de Pedro Sánchez estará el PP para intentar formar gobierno si tenemos los votos suficientes para ello".
Ha asegurado que "enfrente tenemos simplemente una opción, la de la radicalidad" de un gobierno "de Podemos con Pedro Sánchez de presidente" y se ha preguntado "hasta cuándo va a seguir --Sánchez-- arrodillado ante Pablo Iglesias" y "hasta cuándo va a aceptar las humillaciones a las que está siendo sometido".
A su juicio, el candidato socialista está "necesitado de acuerdos a costa de lo que sea" pero ha advertido de que el documento planteado por Podemos para llegar a un acuerdo "haría mucho daño a España" porque, entre otras cuestiones, supondría "aumentar impuestos al conjunto de los españoles, retrotraernos al comienzo de la crisis y volver a las políticas que nos trajeron al desempleo", además de crear a "españoles de primera y segunda división" si se reconoce "el famoso derecho a decidir", que confía sea un "obstáculo" para el PSOE a la hora de llegar a un acuerdo.
El tercer escenario, ha proseguido, es el de unas nuevas elecciones generales, aunque para no llegar a ella ha reiterado la propuesta del PP para conseguir un acuerdo a tres, porque "lo demás, además de ser negativo y nefasto para España, es absolutamente imposible".
"Pedro Sánchez tiene la pelota pero el PP esta en el terreno de juego, no hemos cedido un ápice, estamos en el terreno y este partido lo estamos jugando, no estamos en el banquillo o fuera de juego, este partido lo vamos a ganar y lo va a ganar el PP", ha dicho".
LA CORRUPCIÓN, UN PROBLEMA "DE TODOS"
Maíllo ha dedicado buena parte de su discurso a la corrupción, que según ha recalcado es un problema "de todos" y que hay que atajar "entre todos". "El que esté libre de pecado que tire la primera piedra, todos los partidos hemos sufrido o sufrirán antes o después, en mayor o menos medida, los efectos dañiños de comportamientos indebidos", ha indicado.
Así, ha recalcado que "algunos criticaban al PP pero también en sus filas, presuntamente, ahora sí hay algunos errores, no son ilegalidades, son errores". Por ello, ha recalcado, la respuesta ante estos comportamientos debe ser "de todos", como también "hacia todos" la repulsa, condena y asunción de responsabilidades.
En este sentido, ha admitido el "desgaste" que ha provocado la corrupción para el partido y que los ciudadanos puedan haberse sentido "indignados", ha advertido de que "la conducta inmoral, ilegal de unos pocos no puede extrapolarse a todo un partido" y ha rechazado lecciones de quienes "ahora descubren lo que es un escrache", quienes de dedican a "faltar al respeto a una religión" o un partido, el PSOE, que tiene "a 300 cargos públicos procesados o condenados por corrupción".
"MACHACAR" ANTES DE TIEMPO
Asimismo, ha asegurado que no dejarán que la corrupción les derrote y ganarán la batalla, venciendo a los corruptos, y ha indicado que no les va a "temblar el pulso para señalar a aquellas personas que lo hagan pero no para señalar a las que no lo hayan hecho, porque en la lucha contra la corrupción no hay atajos y también hay que ser justos".
"Seremos justos y contundentes, pero también seremos equilibrados; aquí no hay personas, aquí hay comportamientos. Ningún linchamiento mediático, que algunas veces lo hay, ni ninguna acusación genérica es suficiente para machacar o enjuiciar a nadie antes de tiempo", ha remachado.